23 abril 2010 Desarrollo, Noticias, Recién Nacido, Salud

La esperanza de vida de los extremadamente prematuros no mejora
Si un bebé nace a las 24 semanas de gestación tiene importantes posibilidades de sobrevivir. Los avances médicos con estos pequeños han sido eficaces y su mortandad se ha reducido considerablemente en los últimos años. Sin embargo si el bebé naciera antes, entre la semana 22 y la 24, su esperanza de vida sería la misma que hace 15 años. Tan sólo un 20 por ciento lo consiguen.

La evolución en estos años ha servido para que estos niños sobrevivan una media de cuatro días, en lugar de morir a las horas del parto. Además los que sobreviven tienen un alto riesgo de sufrir graves discapacidades. Los datos han sido publicados en Archives of Disease in Childhood, tras una revisión de 232 casos ocurridos en Reino Unido.

Estos datos, además de ser importantes para los padres que desean tener a sus bebés, lo son también a la hora de determinar los plazos de aborto. En España se ha tenido en cuenta al fijar la fecha límite en las 22 semanas, a partir de la cual los recién nacidos podrían sobrevivir. Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, a partir de la semana 22, en caso de aborto, se está eliminando un feto viable.

Por tanto, el protocolo si la salud de la madre lo permite, es provocar el parto y luchar por la vida del pequeño. Esto último es motivo de alguna controversia ya que hay sectores tienen dudas por las reiteradas intervenciones que debe sufrir el bebé y su calidad de vida futura. En el otro lado hay quien considera que la vida es lo primero y las consecuencias se deben intentar solventar después.

Vía | El País
Foto | Flickr-Kramerhawks

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 abril 2010
  2. Gamos 26 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *