7 septiembre 2015 Noticias, Salud

Incubadora de bajo coste

Uno de los grandes problemas sanitarios de nuestra era es el nacimiento de los niños de forma prematura. Se considera que ha nacido antes de hora cuando lo hace sin cumplir la semana 37 de gestación. Pueden ser muchas las causas que ocasionen este contratiempo e importantes las secuelas que puede arrastrar nuestro bebé de por vida. Menos mal que cada vez son más los niños que salen a flote gracias a los cuidados que les ofrecen desde el mismo hospital.

En esos momentos la incubadora se convierte en su salvavidas para que se recupere totalmente. Pero ¿qué ocurre en aquellos países en los que no tienen recursos para unos hospitales medianamente equipados? La esperanza de vida de estos niños, entonces, es imposible, al menos hasta ahora. Una buena noticia para empezar la semana nunca viene mal, y con ésta nos hemos topado hoy: un joven español ha diseñado una incubadora de bajo coste para llevarla a los países sin recursos.

Se trata de Alejandro Escario, un madrileño de 25 años e ingeniero informático y de telecomunicaciones que ha conseguido crear una incubadora, por módulos y de muy fácil montaje. Tal ha sido el impacto que ha conseguido ser premiado por el MIT estadounidense. Dentro de unos días viajará a África, concretamente a Benin, para ser probada y así poder valorarla in situ.

Está fabricada en madera, por ello su coste es mucho más barato y también resulta especialmente sencilla de montaje. Su aspecto es como una cuna que pudieras comprar en Ikea y desmontada apenas ocupa espacio, por lo que puede viajar a cualquier parte del mundo en un pequeño rincón. El coste ronda los 300 euros, frente a los 6 mil y 60 mil que cuesta una incubadora de las que tenemos en nuestros hospitales.

Vía | Ser autónomo
Foto | Infirmus

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *