30 septiembre 2012 Opinión

Carlos Gonzalez
Durante la tarde del viernes y el día del sábado, el famoso pediatra catalán Carlos González, ha impartido unas conferencias sobre la educación de los niños con apego por parte de los padres y la lactancia materna. Interesantes opiniones ha vertido el afamado pediatra.

Según unas declaraciones del famoso pediatra, el hecho de que los niños menores de 3 años vayan a la guardería es antinatural. No concibe que los padres vean a sus hijos 2 o 3 horas solamente al día. La crianza de los niños debe basarse en el instinto de los padres, en cubrir las necesidades afectivas del niño, sin miedo, por ejemplo, a abrazarlo en demasía, pensando en que lo está malcriando.

También se ha referido a la obesidad infantil como una epidemia que se ha convertido en el problema más grave de los niños españoles, dejando muy claro que el mayor nutriente que el bebé puede tener en sus primeros años es la leche materna.

Ha opinado sobre el hecho de que los niños pasen muy pocas horas con sus padres y casi todo el tiempo en guarderías, lo cual, como hemos dicho anteriormente, considera antinatural. Planteando, por ejemplo, el tema de las bajas maternales, se ha referido a países europeos como Suecia, donde la baja llega a durar hasta un año y medio, mientras que en nuestro país no supera los 4 meses.

Con todo el respeto, admiración, y en mi humilde opinión, discrepo en algunas cosas con el doctor González. Totalmente de acuerdo en lo beneficioso de la alimentación de la lactancia materna y en la falta de orientación en este campo de los padres, aunque quizás, los profesionales debieran hacer más hincapié al respecto. Totalmente de acuerdo en los periodos de baja por maternidad, que no son suficientes ni para la madre ni para el bebé.

Pero discrepo con respecto a la antinaturalidad de la situación de los niños en guarderías. No sólo no es antinatural sino que, en algunos casos, es necesario. Si los niños están allí, en muchas ocasiones, se basa en que los padres no tienen más remedio que hacerlo para poder trabajar, de cara a procurarles a sus hijos un futuro mejor que el pasado que alguno de ellos ha tenido. Además, de defender mi firme creencia que el niño necesita relacionarse con otros niños desde pequeñito. Las relaciones sociales benefician desde temprana edad.

Y tampoco estoy de acuerdo con seguir siempre los instintos a la hora de educar al niño. Las muestras de cariño que necesita, no sólo se pueden demostrar con abrazos y besos, sino también con otras actitudes que le hagan al niño entender, dentro de sus posibilidades a edad tan temprana, la situación que se puede plantear. Por supuesto que los padres deben transmitir afecto a los hijos, pero hay momentos en los que quizás, una actitud más dirigida a que el niño sea más independiente, le pueda beneficiar en el futuro.

Todo esto no son más que opiniones que emito desde el más profundo respeto y sin ánimo de ofender a nadie, en especial al Dr. Carlos González, cuya experiencia en este sector está ampliamente contrastada.

Vía | elmundo.es

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 septiembre 2012
  2. Los bebés que van a la guardería rinden mejor en los estudios 25 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *