18 septiembre 2009 Consejos, Opinión, Padres y madres, Salud

niño enfermo

Te seguimos contando los errores que habitualmente cometemos al momento de darle medicación a nuestros hijos. Pero lo más importante que debes tener presente siempre es que antes de suministrarle cualquier tipo de medicación debes consultar con tu médico. Por más simple que parezca el cuadro.

Doble dosis
A veces luego de haberle dado la primera dosis de remedio nuestro hijo vomita… ahí nos surge la duda de si habrá ingerido la medicación o esta fue eliminada, entonces erróneamente le volvemos a dar la dosis.
Esta es una practica muy común en la administración de medicamentos a los chicos.

¿Cuándo darle más o cuándo no? Es muy importante usar el sentido común. ¿El niño ha vomitado apenas ha recibido la dosis? Entonces es muy probable que no haya llegado a ninguna parte. Pero si vomitó media hora después de tomar la medicación, hay bastantes posibilidades de que ya esté donde tiene que estar. Los fármacos se absorben con mucha rapidez. El tipo de medicamento también marcará la pauta: ¿era para el corazón? Entonces debemos tener más cuidado con una sobredosis que si se trata de un antitérmico.

Si poco es bueno más es mejor
Uno cree, por ejemplo, que si le coloca más crema para evitar la picazón ante un eccema le hará más rápido efecto que si coloca una dosis mínima. La capacidad de absorción de la piel del chico es muy alta, de modo que lo que aplicaremos sobre ella puede pasar fácilmente a la sangre. Una dosis alta puede perjudicarlo. La medida ideal es la crema justa que con un leve masaje desaparece.

Fuente | Ahora Mamá

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Errores con los medicamentos (III) 1 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *