27 diciembre 2008 Parto, Salud

epidural

Ay qué mareo con lo de la epidural. Yo lo tenía muy claro hasta que me dieron en los cursos de preparación al parto el consentimiento informado que tienes que firmar antes de que te la pongan y en el que te explican las ventajas y los riesgos de esta anestesia.

También hay que decir que soy un poquito aprensiva y que los consentimientos pues no me suelen gustar mucho porque, claro, no te pones a pensar en los riesgos hasta que los lees. Son muchas las ventajas que tiene la anestesia epidural, ya que te alivia el dolor durante el parto y puedes estar despierta viviendo el nacimiento de tu hijo.

El problema es que no todo puede ser bueno, tiene que a ver algún pequeño inconveniente. La anestesia epidural es de las más seguras y, como digo, tiene muchas ventajas, pero también tiene riesgos.

Lo bueno de haber leído y visto ya el consentimiento es que ya estoy informada y que luego si lo tengo que firmar lo haré mucho más rápido. Lo malo, pues que ya le estoy dando vueltas a mi cabeza

Lo primero es decir que no a todas nos pueden poner la epidural (por ejemplo, si hay exceso de peso o artrosis de columna, es posible no poder colocar el catéter) y dependiendo de cómo esté de avanzado el parto serán el tocólogo, la matrona y el anestesiólogo quienes verán si se cumplen o no las condiciones adecuadas para hacerla.

En la parte baja de la espalda se coloca un catéter epidural mediante el que se inyectan los medicamentos para aliviar el dolor. La colocación del catéter se hace con anestesia local por lo que no duele y la parturienta se tiene que estar completamente quieta.

Respecto a los riesgos o efectos secundarios: dolor de cabeza (sucede en 1 de cada 500 o 1000 casos); alergia al anestésico local (poco frecuente); dificultad para orinar espontáneamente; lesiones neurológicas (1 de cada 10.000); hematoma epidural; complicaciones cardíacas; dolor de espalda por la punción y posibilidad de que el parto concluya de forma instrumental (fórceps, ventosa,…).

Conozco a futuras mamás que lo tienen muy claro: epidural sí o sí, pero yo ahora estoy en la fase de epidural sí o no (supongo que lo decidiré cuando llegue el hospital y me esté muriendo de dolor).

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Cristina

    Hola a tod@s, yo era de las que tenía muy claro que no me iba a poner la epidural, pero cuando llevaba dilatados 6 cms la pedí porque no soportaba el dolor tan intenso. Todo fue bien, me ayudó a dilatar mas rápido y mi niña nació en perfecto estado. No me dolió la cabeza ni ningun otro efecto secundario. De esto hace 7 años, pues bien, estoy esperando a mi segundo hijo, ya me faltan 3 semanitas y tengo clarísimo que la volveré a pedir.
    Espero que os sirva de algo mi experiencia. Mucha suerte a todas

  • Cristina, enhorabuena por tu nuevo embarazo y tu niña. Gracias por compartir tu experiencia, seguro que hay mamás que se benefician de ella. Que tengas una horita corta. Un saludo

Enlaces y trackbacks

  1. Las inyecciones de agua esteril reducen el dolor del parto de riñones 1 agosto 2009
  2. Complicación epidural: Punción accidental duramadre 24 septiembre 2011
  3. ¿Es posible acortar la estancia en el hospital tras una cesárea? 14 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *