15 julio 2015 Noticias, Salud

epidural y daño al bebé

Según un estudio realizado en la Universidad de Granada, los bebés que nacen a través de un parto asistido por la anestesia epidural, presenta peores resultados en el test de Apgar. Este test es un conjunto de pruebas que se le realizan al recién nacido para comprobar que está perfectamente adaptado a su ambiente o si necesita cualquier tipo de ayuda.

Según los resultados de este estudio, también determina que la mayoría de ellos necesitan reanimación en un mayor porcentaje y necesitan cuidados intensivos en más ocasiones. Al parecer, todo se debe a los efectos farmacológicos que esta anestesia provocando cuando se transfiere de la madre al bebé, provocando diversos problemas de distinta índole.

Para llegar a estos resultados, los encargados de este estudio analizaron a 2.609 niños, nacidos entre los años 2010 y 2013, en el Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda, en Jaén. Por lo que la autora principal de este estudio, Concepción Ruiz Rodríguez, insiste en que, si bien son muchas las ventajas que se encuentran en la utilización de la anestesia epidural durante el parto, también se han encontrado ciertos efectos negativos a tener en cuenta.

El principal es la transmisión directa del efecto farmacológico al bebé que pueden ser a través de la placenta, ya que todavía no se ha desprendido del vínculo físico materno, o de los cambios hormonales que experimenta la madre. Esto podría explicar, también, que no se adapten adecuadamente a la lactancia materna.

De todos modos, como suele ocurrir en estos primeros estudios, todavía queda mucho por descubrir y experimentar y, sobre todo, profundizar en esos efectos negativos que puedan incidir en la salud del bebé.

Vía | Ibercampus
Foto | Madres y niños

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 julio 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *