20 junio 2016 Parto

epidural ambulante

Desde que llegó la anestesia epidural a nuestras vidas, el momento del parto se vive con otra intensidad y tranquilidad. Más allá del primitivo concepto de “parirás con dolor”, las mujeres quieren vivir esta experiencia desde la óptica que ofrece la ausencia de dolor. Es así como este método se ha hecho tan popular, que a veces también en exceso, se a convertido en el mejor aliado de la parturienta.

Pero no podemos olvidar que, como cualquier anestesia, también tiene sus consecuencias y riesgos, en algunos casos demasiado elevados. Ahora, además de la anestesia epidural clásica, también ha llegado lo que se le conoce como la epidural ambulante, cuya característica principal es permitir que la embarazada pueda moverse y pasear hasta llegado el preciso instante del nacimiento.

Con la anestesia epidural clásica, la embarazada quedaba inmovilizada de cintura para abajo, ésto hace que su participación en el parto sea totalmente nula; por el contrario, con esta nueva versión de la epidural, la mujer sigue manteniendo el control de sus extremidades inferiores, pudiendo levantarse y pasear mientras llega el momento, lo que lo que lo convierte en un método, si bien indoloro, más natural y respetuoso.

Otro de los beneficios de la epidural ambulante es que, si bien la primera dosis es administrada por el personal médico, es la propia mujer la que, por medio de una bomba de infusión, se va administrando ella misma las siguientes dosis, dependiendo de la intensidad de los dolores.

De todos modos, y a pesar de los beneficios, los expertos médicos también nos alertan de algunas desventajas. Entre ellas es la perdida de sensibilidad en las piernas, que aunque no es total, sí puede causar alguna caída.

En nuestro país todavía es minoritaria su administración, encontrándola sólo en algunos centros privados. De momento en la Sanidad Pública no se ha instalado, esperando que se experimente más con ella para evitar problemas posteriores.

Vía | Consumer
Foto | Pixabay – Medical Prudens

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *