7 diciembre 2008 Juegos y juguetes

2190140874_1a70247274_m.jpgOjalá pudiéramos los padres dedicar horas y horas de nuestros días a la simple pero importante actividad del juego, junto a nuestros pequeños. Tirar una pelota de aquí para allá, acomodar a las muñecas en sus cochecitos, servir el te, jugar una carrera de autos… y tanto más que se puede hacer en su compañía. Sin embargo, los días de papá y mamá, o de la persona que esté al cuidado del pequeño, no son sólo horas para la diversión.

Pero no hay que desalentarse, ni dejar al niño llorando aburrido para lograr hacer también otras tareas. Un poco de imaginación basta para hacer de las tareas rutinarias de los adultos, un mar de diversión para los pequeños.

Tan aburridas como ineludibles son todas las tareas de limpieza de la casa, pero piénselo bien, lo que para el adulto son actividades rutinarias para el niño pueden ser ¡muy divertidas! Lleve al pequeño en su sillita de seguridad junto a Usted mientras prepara la cena, dobla la ropa o limpia los platos, y juegue a aprender palabras, o déjele tocar la ropa caliente de la secadora. Puede enseñarle la idea de “abierto” y “cerrado” mientras abre la puerta del lavarropas o guarda la loza en el estante. Dele objetos de plástico de la cocina o las pinzas de colgar la ropa, para que se entretenga. Todos esos objetos le ofrecerán un rato de diversión, le ayudarán a aprender y le permitirán a Usted terminar las tareas pendientes.

Si el pequeño ya camina y no se queda en su sillita, entonces tal vez pueda indicarle que ponga su propia mesita para sus amigos mientras usted acomoda la mesa para la cena. O invente una canción para levantar los juguetes, mientras que él ayuda en la tarea. Si está cocinando, entonces puede darle porotos, arroz, platitos y cucharas, de forma que él pueda, en un rincón seguro de la cocina, preparar su propia comida. Los niños pequeños disfrutan mucho de ese tipo de actividades manuales.
Posiblemente las tareas le lleven más rato de lo habitual, pero el compartirlas con su hijo y verlo disfrutar de su compañía, ¡bien vale el esfuerzo!

Foto | http://www.flickr.com

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *