30 marzo 2010 Embarazo, Noticias, Parto, Recién Nacido, Salud

Enfriar al recién nacido con falta de oxígeno puede proteger su cerebro
La hipoxia o falta de oxigeno en el cerebro de los bebés durante el parto puede ocasionar lesiones cerebrales al recién nacido. La falta de oxigenación mata neuronas que no son recuperables y dependiendo del tiempo y la zona afectada puede provocar parálisis cerebral, retraso e incluso la muerte. Hay una terapia que se aplica en España desde hace un año y medio, que consiste en enfriar el cuerpecito del bebé a 33 grados.

Esta complicación del parto afecta a uno o dos de cada mil nacidos en nuestro país. Lo que se consigue con el enfriamiento, o hipotermia controlada, es frenar los daños que causa la ausencia de oxígeno. Los sistemas vitales del bebé se ralentizan, necesitando menos oxígeno y protegiendo su cerebro. Lo que se ha perdido no se puede recuperar, y el pequeño necesitará una evaluación y una vigilancia estricta, una vez pasado el peligro. La técnica se puede usar en las siguientes 6 horas al parto.

La forma de lograr la hipotermia es colocando al niño en un colchón relleno de hielo y que se pone a tres centímetros del bebé o con uno que tiene un sistema de circulación de agua helada. La temperatura corporal se rebaja hasta los 33 grados centígrados durante 72 horas. Después se va subiendo lentamente medio grado cada hora, durante 12 horas.

Hay una nueva opción, que es una inyección de hormona eritropoyetina que tiene una primera ventaja sobre la hipotermia inducida. Permite que se administre en los dos primeros días, ampliando el plazo de actuación. La eritropoyetina tiene resultados regenerativos y estimulantes que ayuda a la recuperación y el desarrollo cerebral tras el daño. Funciona estimulando la formación de glóbulos rojos. Los resultados parecen prometedores y además es una técnica fácil y barata de aplicar.

El principal miedo de la hipoxia, además de ser una de las primeras causas de muerte, es la parálisis cerebral. La prevención se logra con un seguimiento prenatal adecuado, y con acciones como realizar una cesárea si se detecta a tiempo.

Vía | ADN
Más información | Consumer
Foto | Flickr-ConnieG

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • paulina

    La verdad la información es muy buena, pero quisiera que me respondieran una duda, mi primo nació con hipoxia pero mis tios no se lo trataron y ahora tiene 4 años de edad y esto asido repercutor para mi primo ya que tiene dificultad del habla y quisiera una clinica donde puedan tratar a mi primo y asi controlar su enfermedad.

    • Paulina, lamento lo que sucedió con tu primo. Creo que lo mejor es que lo consulteís con su pediatra. El sabe que necesita el pequeño y que recursos teneís en vuestra zona. Un saludo y ánimo.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *