14 julio 2010 Embarazo, Salud

enfermedad trofoblastica gestacional o mola hidratiforme

La enfermedad trofoblástica gestacional (ETG) o también conocida como mola hidratiforme es una enfermedad cuya característica principal es la formación anormal del tejido placentario o trofoblasto. Las células que van a formar posteriormente el embrión se unen formando un tumor o quistes provocando que el desarrollo del embarazo sea imposible. Se produce siempre al principio de la gestación y detectarla es sencillo siempre que se lleve un seguimiento desde el primer momento.

Aunque la enfermedad se inicia igual que un embarazo habitual, sí existen características determinadas que nos van a orientar de que algo no funciona del todo bien. Hemorragias genitales, aumento anormal del útero, síntomas de hipertiroidismo, náuseas y vómitos exagerados (tanto que en algunos casos requiere de hospitalización) y preeclampsia, son algunos de los síntomas que se pueden padecer.

En la actualidad y con los medios técnicos existentes la enfermedad es detectada muy tempranamente. Una ecografía transvaginal y un recuento de la hormona del embarazo (HCG) nos van a dar la clave. La ecografía nos va a ofrecer las imágenes fidedignas de la existencia de quistes y, además si existiese embrión (mola parcial) o no (mola completa). En el caso de que sí existiese embrión, debemos saber que viene con grandes alteraciones cromosómicas que son incompatibles con la vida. Lo normal es que se produzca un aborto espontáneo y tras él se debe realizar un legrado.

Este tipo de quistes o tumores suelen responder muy bien al tratamiento farmacológico pero si además se ha producido un aborto hay que limpiar, exhaustivamente, el útero a fin de dejarlo libre de cualquier célula enferma. Posteriormente se irán realizando controles hormonales, en la mayoría de casos se aconseja el uso de anticonceptivos hasta los 6 o 12 meses posteriores.

No debemos olvidar que esta enfermedad se comporta como cualquier otra cuya característica principal son los tumores. Es por lo que se pueden producir metástasis con mayor o menor rapidez por el resto del cuerpo. La mola invasora es una variante más grave de esta enfermedad y es cuando el tejido enfermo traspasa las paredes del útero pudiendo invadir otras zonas. Por su parte, el corioncarcinoma, es un tipo de cáncer que se extiende con una velocidad increíble ocasionando metástasis en distintos órganos. En estos casos es necesaria la utilización de quimioterapia siendo curable en la mayoría de ocasiones. Pero para no alarmarnos decir que, afortunadamente, la ETG no es muy frecuente y mucho menos sus casos más graves.

Vía | Babysitio
Más información | Ferato

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • ANA ALIZO

    hola, en diciembre del 2009 me realizaron un legrado por tener un embarazo molar, en julio 2010 quedo nuevamente embarazada y me paso lo mismo me realizaron un legrado por aspiracion, me gustaria que me ayudaras, aunque tengo mi control con un dr que ha sido maravilloso y muy alentador, pero me gustaria tener otra opinion sobre si yo poder tener otro bebe, actualmente tengo un adolescente de 15 años y una beba de 6 años………..
    graciassssssss.
    sin mas a que referirme me despido, esperando una pronta respuesta……………

    • Ana, lamento lo mal que debes haberlo pasado. Yo no puedo ayudarte en esto, no soy médico. Fíate del tuyo que te gusta o pide una segunda opinión, pero en una consulta médica. Mucha suerte. Un saludo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *