15 junio 2010 Embarazo, Salud

El embarazo puede causar trastornos obsesivos compulsivos o empeorar los síntomas
Según explican en ATOC, El Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) se define como la presencia de obsesiones y/o compulsiones repetidas y suficientemente graves para causar un malestar intenso e interferir en la vida cotidiana de la persona, es decir, en su entorno laboral, en sus relaciones y actividades sociales y en su rutina personal. Los síntomas suelen aparecer en la infancia y la adolescencia, pero hay estudios que han comprobado que también puede surgir durante o tras el embarazo.

Ya había estudios que afirmaban que el embarazo podía agravar o hacer aparecer los síntomas de TOC, y uno nuevo realizado por la Escuela de Medicina de la Yale University, en New Haven, Connecticut, lo confirma y amplía. Analizaron los datos de 78 mujeres de un grupo de 126 que habían sido tratadas en su propia clínica y habían tenido un embarazo. El 32 por ciento tuvieron los primeros síntomas en el embarazo o inmediatamente después del parto.

En la tercera parte de las que tenían diagnosticado TOC antes del embarazo, éste empeoró los síntomas, sin embargo en un 22 por ciento los alivió. Además aquellas en las que el trastorno empeora en los días previos a la menstruación, tuvieron más riesgo de que el embarazo aumentara los síntomas. Los investigadores creen que esto confirma que hay un tipo de TOC que se asocia a las hormonas y afecta a algunas mujeres.

La principal autora del estudio, la doctora Ariadna Forray explicó que estas mujeres tendrían una sensibilidad distinta ante las hormonas reproductivas, pero que se desconoce la causa por las que a unas les afecta y a otras no. Probablemente, según Forray sea por los genes que regulan o son regulados por las hormonas. Por tanto los médicos y las pacientes de TOC, especialmente las de este último grupo, deberían saber que la gestación puede agravar los síntomas.

Respecto a la posibilidad de que aparezca el TOC por primera vez en el embarazo o tras él, Forray remarcó que cierto grado de ansiedad y preocupación es normal en las gestantes, pero si causa estrés o afecta a las tareas diarias, entonces se debe consultar con el médico.

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr-Marika

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 junio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *