8 septiembre 2011 Consejos, Embarazo, Salud

Alcohol y embarazo son incompatibles
Hay una edad, la adolescencia y el comienzo de la juventud, en que hay que tener mucha personalidad para resistirse a beber alcohol. Aún así y pese a lo que muestran los medios, hay muchos jóvenes que o no lo prueban o lo hacen con cabeza. Pero, cuando una mujer decide tener un hijo, debería tener la suficiente madurez para pasar del alcohol y para informarse sobre el daño que hace a su bebé. Y sin embargo, una de cada cuatro embarazadas españolas bebe en mayor o menor medida.

Lo repiten los médicos, la televisión, los foros y blogs de maternidad, el alcohol en el embarazo no es seguro nunca. Ni una cerveza ni un quinto ni mojarte los labios, no se puede probar porque no hay una cantidad segura. No hay un máximo que puedas tomar sin dañar el desarrollo de tu bebé. Seguro que conoces a alguien que no renunció a su vinito diario y no pasó nada, pero no hay ninguna garantía de que a tu hijo no le afecte un sorbo.

La sociedad científica Socidrogalcohol se queja de que los ginecólogos suelen preguntar a la embarazada si fuma, pero no le advierten del peligro del alcohol para el feto. Para que un bebé nazca con Síndrome Alcohólico Fetal (SAF) la madre no tiene que ser alcohólica, tan sólo beber en el embarazo. Este síndrome causa en el 90 por ciento de los niños, retraso mental, en el 60 por ciento fracaso escolar y alteraciones conductuales en el mismo porcentaje.

Según declaran desde Socidrogalcohol, los últimos estudios revelan que los avances de los científicos para tratar las alteraciones que produce el alcohol, son más lentos que la gravedad de los síntomas que provoca el SAF. Por tanto los daños pueden durar hasta la edad adulta.

Vía | La Razón
Foto | Flickr-Haemmboerger

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 septiembre 2011
  2. Nuevo estudio confirma el peligro del alcohol en el embarazo 28 enero 2012
  3. Beber alcohol en el embarazo causa retraso mental en el bebé 11 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *