19 enero 2011 Noticias

Embarazada de ocho meses y con un kilo de cocaína en su cuerpo
En un vuelo Madrid – Palma, una embarazada que viajaba con su hijo de año y medio, ha comenzado a sentir dolores y a tener convulsiones, por lo que ha sido llevada de urgencia al hospital Son Llatzer. Una vez allí han encontrado que en el interior de su cuerpo, además de un bebé de ocho meses, llevaba un kilo de cocaína. La mujer había tragado 53 dátiles de esta droga y se había introducido otros 15 en la vagina. La madre fue intervenida y tanto ella como el bebé están en buen estado aparente.

Por como evoluciona, puede que ella no haya sufrido daños, pero no se saben las consecuencias que puede tener para su bebé, quien al parecer nació con ciertas dificultades. Lo que los periódicos y las televisiones no cuentan es la historia de esta nigeriana de 34 años, que está detenida. No sabemos que le ha llevado a poner en semejante riesgo a su bebé. Probablemente las molestias que aparecieron en el avión fueron por la rotura de una o varias de las bellotas de cocaína.

No se si ella conocería los riesgos a los que se enfrentaba al hacer de mula, y no me refiero al de ser detenida, que también, sino para su salud y la de su hijo, incluso para sus vidas. Si los conocía, ¿cuál sería su nivel de desesperación?. La gran mayoría de embarazadas son madres que sienten igual, sus hijos son lo primero. Las que suben a una patera en avanzado estado de gestación no lo hacen por irresponsabilidad, sino porque no ven otra manera de dar una vida a sus pequeños. Esta madre supongo que estaría buscando lo mismo. Quizá le convencieron de que en su estado no la revisarían y nadie le contó lo frágiles que son las bolas y que si se rompe una puede perder la vida y a su bebé. Es muy dificil ponerse en la piel de estas madres sentada en una casa calentita delante de un ordenador. Ni lo intento, pero me recuerda lo afortunada que soy.

Vía | ABC
Foto | Noticias de Navarra

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *