1 diciembre 2011 Compras, Consejos, Lactancia

Biberones y chupetes de caucho o silicona
Son muchas las cosas que los padres deben elegir para sus bebés, en la mayoría de los casos las diferencias son económicas o estéticas. Pero, hay algunas que es el pequeñín quien las escoge, por ejemplo la tetina de su chupete y su biberón. Tendremos que estar atentos a las pequeñas señales para saber si hemos acertado o si debemos probar uno con otra forma o de otro material que le guste más al bebé. De la forma de las tetinas hemos hablado en alguna ocasión, respecto a los materiales tenemos dos opciones, silicona o caucho.

Es fácil distinguir los dos tipos de tetina a simple vista, las de caucho son de color marrón amarillento y las de silicona son transparentes, blanquecinas. También su consistencia es diferente, las primeras son blanditas y las segundas se mantienen rígidas. Ambas son aptas para los bebés sanos, pero cada niño tiene sus preferencias. En mi caso, por ejemplo, mis hijos no han coincidido y además ha sido imposible que aceptaran el otro modelo. Por cierto, las tetinas no se heredan, hay que cambiarlas cada tres meses, más o menos.

La tetina de caucho o látex suele ser la más apreciada por los bebés por su suavidad. Hecha de un material natural gomoso, es blandita y flexible, lo que facilita la succión. Con el uso y las continuas esterilizaciones se va oscureciendo y se vuelve opaca y pegajosa. En cuanto notes el cambio es momento de sustituirla. Por otro lado, si no se utiliza y está fuera de su envase original, se endurece y agrieta hasta romperse.

La tetina de silicona gusta más a los padres porque su transparencia y consistencia hacen que parezca más higiénica, aunque ambas lo son igualmente. Son de material sintético, más rígidas y difíciles de rasgar. Por eso suelen recomendarse cuando comienzan a salir los dientes, aunque por mi experiencia no es nada fácil que las rompan. Con el uso pueden amarillear, momento en que hay que sustituirlas. Para el bebé la tetina de silicona para biberón, siempre que el agujero sea el adecuado, la succión es más difícil que con las de caucho. A ellos no les gusta pero es algo bueno. Lo malo es que si el agujero es mayor de lo necesario, el niño no tiene que esforzarse en succionar porque el líquido sale solo y esto si puede ser contraproducente.

Como hemos dicho, será tu bebé el que elija al probarlas. Yo te recomendaría tener listos al menos un chupete o una tetina de biberón de cada tipo y probar con cual está más cómodo.

Foto | Flickr-JosiahRitchie

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 diciembre 2011
  2. Los biberones siempre limpios por la salud de nuestro bebé 11 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *