18 marzo 2009 Noticias, Salud

Jarabe

La agencia británica del medicamento (MHRA, en sus siglas en inglés) ha vetado el uso de 15 principios activos en menores de seis años. Además, ha señalado que no tienen muy clara la evidencia de estas medicinas en los niños menores de 12 años, por lo que ha restringido su venta a las oficinas de farmacia y bajo consejo del farmacéutico. Cabe recordar que en el Reino Unido se pueden vender medicamentos en diversos establecimientos.

Estos 15 principios activos están presentes en 36 medicamentos OTC, es decir en fármacos que no requieren prescripción médica para ser adquiridos. Todos ellos están indicados para el tratamiento de la tos y el resfriado común.

La decisión británica viene avalada por el argumento de los expertos que señalan que “no encuentran evidencias sólidas que demuestren que estos medicamentos funcionen”. Mientras que añade que es posible que “puedan causar efectos secundarios como reacciones alérgicas o somnolencia”.

Si bien esta decisión no afecta a nuestro país y el caso no es comparable (los antigripales no están autorizados en España para menores de seis años), es importante alertar sobre este aspecto ya que son medicamentos que se pueden adquirir en la farmacia sin receta.

En cualquier caso, la mayoría de los especialistas coinciden en recalcar que cuando se trate la tos o la congestión en niños menores de seis años, es fundamental agotar primero todas las medidas no farmacológicas. Y recuerdan que en el caso de procesos catarrales víricos, éstos se resuelven por sí mismos al cabo de cinco o seis días. Únicamente recomiendan el uso de paracetamol o ibuprofeno si fuera preciso controlar la fiebre.

Entre las medidas no farmacológicas que recomiendan están los lavados nasales con suero fisiológico. También hay que incorporarle mientras duerme elevando el colchón o empleando una almohada e hidratar bien al pequeño.

Lo cierto es que la administración de estos fármacos en niños ha estado varias veces en tela de juicio. De hecho, desde hace varios años, la agencia estadounidense del medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) está revisando su uso en pediatría, mientras que la patronal de fabricantes de estas medicinas los ha contraindicado voluntariamente para menores de cuatro años.

Vía | Correo Farmacéutico
Más información | Uno más en la familia: ‘El 50 por ciento de los medicamentos para niños NO se prueban en niños’

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *