19 enero 2009 Consejos, Desarrollo, Padres y madres, Seguridad

Andador
A raíz del post sobre los zapatos del bebé, una amiga me ha preguntado el motivo por el que se desaconseja el andador o tacatá. Me ha parecido una pregunta muy interesante y me he puesto a investigar para poder responderla con argumentos.

La Academia Americana de Pediatria desaconseja su uso y en 2004, Canadá fue el primer país en prohibir la venta, importación y publicidad de los andadores. Los motivos, según el Health Science center son:

  • Los andadores no son una ayuda para que el niño aprenda a caminar, e incluso pueden provocar un retraso en el desarrollo.
  • Poner un niño en un andador implica un riesgo significativo de lesiones. El treinta o el cuarenta por ciento de los niños que utilizan andadores se lastimaran
  • El principal problema son las caídas por las escaleras. Las lesiones por caer con el tacatá, son mucho mayores comparados con niños que no lo usan.
  • Los niños han sufrido serios traumatismos en la cabeza e incluso hay casos de muerte por el uso de andadores.
  • Otros riesgos incluyen fracturas, ahogamiento y envenenamiento. La movilidad que da el andador al niño, le permite el acceso a productos peligrosos, químicos, cuerdas y objetos pesados, que no tendrían a su alcance de otra manera.
  • En los años 80, miles de niños canadienses sufrieron lesiones relacionadas con los andadores.

Los pediatras en general, desaconsejan su uso por su alto índice de accidentes, porque podrían causar alguna deformidad en las piernas del bebé y porque no aportan nada a su desarrollo.

Vía | El Mundo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Los andadores no son necesarios y son peligrosos 4 enero 2012
  2. El andador no es necesario para el bebé 13 noviembre 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *