3 marzo 2009 Embarazo, Noticias

Dieta equilibrada
Según un estudio publicado ayer en la revista Pediatrics, la carencia de vitamina B12 antes de la concepción y durante los primeros días tras ella, puede multiplicar por cinco el riesgo de que el bebé sufra defectos del tubo neural. Lo que será su sistema nervioso central, cerebro y médula ósea. La formación del tubo neural y por tanto de los posibles defectos, se produce en las cuatro primeras semanas de embarazo, habitualmente cuando la madre aún no conoce su estado.

La vitamina B12 se encuentra en alimentos de origen animal. El grupo de mayor riesgo de padecer un déficit de esta vitamina, es el da las mujeres vegetarianas. También pueden padecerlo aquellas mujeres con problemas de absorción intestinal. En cualquier caso, lo importante es prevenir.

De alguna manera que aún está por descubrir, la vitamina B12 y el ácido fólico, intervienen e interactúan en la formación del tubo neural. El déficit de alguna de ellas puede provocar que el bebé nazca con espina bífida o peor aún, con anencefalia que es un trastorno incompatible con la vida.

Si sigues una dieta completa y no tienes trastornos de absorción de alimentos, lo normal es que tus niveles de B12 sean óptimos. Ya hablamos de la necesidad de tomar ácido fólico unos meses antes de quedarte embarazada. Si perteneces a uno de los grupos de riesgo, visita al médico cuando planees el embarazo, para que pueda valorar si necesitas también un suplemento de vitamina B12.

Vía | Europa Press
Más información | Federación Española de Espina Bífida e Hidrocefalia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Embarazo, semana 10 27 marzo 2009
  2. Los especialistas recomiendan tomar yodo antes, durante y tras el embarazo 13 mayo 2009
  3. La espina bífida 22 agosto 2009
  4. La falta de B12 en el embarazo mayor riesgo de bebé diabético 10 noviembre 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *