27 agosto 2009 Consejos, Noticias, Recién Nacido

Durante el primer mes de vida es mejor evitar los viajes en coche
Durante los primeros meses de vida del bebé, las sillas de seguridad deben usarse sólo para viajar en coche y los viajes deben reducirse al mínimo. Esta es la conclusión de un estudio publicado en Pediatrics, que además respalda las recomendaciones que hace sobre este asunto la Academia Americana de Pediatría y que está en la misma línea que de lo que contábamos esta mañana.

Se sabe que los bebés prematuros tienen predisposición de sufrir apnea, bradicardia y desaturación de oxígeno si se les mantiene erguidos. Además por su tamaño, no quedan sujetos con suficiente seguridad en las sillitas de coche. Por ello, la Academia Americana de Pediatría recomienda que los nacidos antes de la semana 37 deben estar vigilados al viajar en coche. El estudio pretendía comprobar la estabilidad respiratoria y la seguridad en el coche de los prematuros nacidos sanos y que no necesitaron estar en la UCI neonatal.

De los bebés estudiados, el 24 por ciento de los prematuros y el 4 por ciento de los nacidos a término, no se ajustaban con seguridad en las sillas del coche aunque se utilizaran reductores. Los valores medios de saturación de oxigeno descendieron significativamente en ambos grupos Del 97 por ciento que tenían tumbados a un 94 por ciento después de estar una hora en la silla del coche. El doce por ciento de los prematuros, pero ningún nacido a término, tuvieron apnea o bradicardia en sus sillitas de seguridad.

Puesto que el descenso en la saturación de oxigeno fue significativa en todos los bebés, los expertos concluyen que el coche debe usarse lo menos posible con los bebés de pocos meses. Además hay que vigilar que queden bien sujetos en la sillita.

Vía | Pediatrics (en inglés)
Foto | Buzzillions

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *