24 octubre 2009 Nutrición, Padres y madres

dulces de todos los santos panellets

Y siguiendo con nuestro recorrido por los dulces típicos para la celebración de Todos los Santos, nos encontramos con uno cuya tradición se remonta, de forma especial, a Cataluña. Es por eso que en esta zona y para la noche de difuntos, es habitual que los escaparates de las pastelerías estén rebosantes de este sabroso y variado manjar. La base principal es el mazapán pero a los niños les encanta debido a la combinación con otros sabores y texturas.

Según cuenta la tradición, estos dulces están vinculados al día de Todos los Santos ya que, hace siglos, se elaboraban para los actos funerarios. La gente los llevaba a las iglesias para compartirlos con los otros fieles durante las misas de difunto. Otros, en cambio, hablan de su origen árabe por esa combinación de almendra, especias y miel. Sea como sea, lo cierto es que los panellets son todo un placer para nuestro paladar.

Ha continuación os ofrecemos la receta básica de este dulce. Debemos tener en cuenta que existe una gran variedad de sabores: piñones, coco, café, chocolate, naranja.. Incluso, los más modernos, vienen con ingredientes como: kiwi, pistacho o maracuyá, por ejemplo. Así que, a partir de la elaboración mínima, podéis poner en marcha vuestra imaginación y dejaros llevar por un sin fin de sensaciones gustativas.

Ingredientes: Medio kilo de almendra picada, 375 gramos de azúcar, 125 gramos de patata y dos huevos.

Modo de hacerlo:

  • Ponemos a hervir las patatas sin pelar en una olla. Una vez estén cocidas, las pelamos y chafamos con un tenedor. Las dejamos enfriar.
  • En un bol ponemos el azúcar y las almendras, mezclando bien. Añadimos las patatas que deben estar bien frías y un huevo entero. Amasar bien con las manos hasta formar una pasta homogénea.
  • Con la masa fabricamos bolitas de unos 4 centímetros de diámetro y, con el huevo restante, batido, las vamos a rebozar. Después también podemos rebozarlos con aquellos sabores que nos apetezcan: coco, café, piñones, etcétera.
  • Finalmente colocamos las bolitas en una bandeja de horno a una temperatura de 180 grados hasta que queden doraditos.

Vía | Cocina y Hogar
Más Información | Tus recetas de cocina

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *