12 marzo 2013 Noticias, Nutrición

Dudas sobre la seguridad del aspartamo durante el embarazo
De vez en cuando nos llegan oleadas de productos que, si hasta ahora los habíamos considerado seguros, de repente se convierten en unos terribles enemigos no solo para nuestra cintura si no también para la salud. La última noticia que nos viene en relación a un informe sobre la alimentación europea nos deja una laguna importante sobre uno de los edulcorantes industriales más utilizados por el momento: el aspartamo.

Se trata de un edulcorante no calórico, químico y conocido en Europa como el E951, que se utiliza, especialmente, en la fabricación de productos lights, zero o aquellos que deben mantener un nivel dulce pero sin aportar las calorías que aportan otros productos naturales como el azúcar.

Aunque hasta el momento todos los informes lo daban como inocuo para la salud, algunos expertos sanitarios han pedido a la EFSA, Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, que investigue detenidamente este componente químico. El resultado ha sido una lista de distintos ingredientes que no resultan ser demasiado beneficiosos, entre ellos el aspartamo al que le acusan de tener un efecto nocivo durante la gestación, pudiendo ocasionar nacimientos prematuros.

Pero resulta curioso saber que esta misma investigación, a la que ya se le había solicitado un informe sobre este componente, dijera que era totalmente beneficioso, algo de lo que se está desdiciendo en la actualidad. Y es que en torno al aspartamo ha habido siempre una nube negra de confusión, ya que existen múltiples intereses económicos que podrían estar velando la verdadera realidad.

A raíz de este nuevo informe, y saliendo en defensa a ultranza, surge un profesor que lo tacha de “sesgado” y “defectuoso”, ya que al parecer estos investigadores que han realizado el último informe tienen intereses en contra y conflictos comerciales con algunas de esas marcas que utilizan el aspartamo como edulcorante.

Así que mientras se aclaran y dejan de jugar con nuestra salud, lo mejor será optar, al menos durante el embarazo, por una alimentación sana, sin excesos, pero con alimentos naturales.

Vía | Telecinco
Foto | Vida y Estilo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 marzo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *