25 septiembre 2009 Desarrollo, Lactancia, Nutrición, Opinión, Padres y madres

gateo

Ya camina y no ha gateado ¿es normal?
Desplazarse en cuatro patas es una etapa más del desarrollo que suele empezar en torno al noveno mes y con la que el bebé entrena capacidades que lo preparan para aprender a caminar. Es bueno y deseable que gatee, pero también es cierto que muchos chicos sanos se largan a caminar sin haber gateado. Conviene informar al pediatra y asegurarse de que el bebé se está desarrollando como corresponde a su edad.

Debemos comprobar si tiene los estímulos y las oportunidades necesarios para gatear. Si se pasa el día en la sillita de paseo o dentro de su cuna o corralito, difícilmente podrá practicar.

Lo adecuado es dejarlo con frecuencia en el piso, sobre una alfombra y colocarle sus juguetes favoritos a cierta distancia, para animarlo a que los alcance.

¿Necesita tomar agua?
No es preciso darle agua al bebé, ni al que es amamantado ni al que toma mamadera. La leche, sobre todo la materna, tiene todos los nutrientes necesaria para que el lactante se mantenga hidratado, la leche sacia su apetito y también calma su sed. En épocas de más calor o si el pequeño está acatarrado, conviene ofrecerle pecho o mamadera con más frecuencia.

En caso de que tenga fiebre, se le puede ofrecer agua mineral, pero es mejor hacerlo después de la toma; el agua podría restarle petito y hacer que no tome suficiente leche. Más adelante, cuando el pequeñín empiece a ingerir alimentos sólidos, sí necesitará y pedirá beber agua. Si no la pide hay que ofrecérsela.

Fuente | Ser Padres Hoy

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *