6 julio 2016 Noticias

Gemelas dan a luz mismo día

Cada día suceden en el mundo un buen número de acontecimientos que resultan la mar de curiosos. Hechos aislados que, si bien son fruto de la coincidencia, nos hacen dudar si no existirá una fuerza superior que, como muchos creen, maneja nuestro destino y decisiones. Sea como fuere, lo cierto es que, al menos, nos hace tener un motivo más para la sorpresa.

Y este es el caso de un par de gemelas estadounidenses que han conseguido ser madres el mismo día y a la misma hora, a pesar de la diferencia horaria, puesto que viven en estados diferentes. Al final va a resultar que es cierto que los gemelos poseen una conexión, única e irrompible, que los mantiene unidos de por vida.

Un embarazo no planeado

Cuando la familia se enteró que Sarah Mariluz y Leah Rodgers estaban embarazadas, pensaron que lo habían planeado ambas para así seguir demostrando esa unión tan especial que les unía. Sin embargo fue totalmente casual, de hecho ninguna de las dos había pensado ser madre, al menos de momento. La primera en enterarse fue Leah y, aunque no quiso comunicarlo de inmediato, su gemela lo adivinó nada más verla. Lo mismo que le sucedió a la otra. Ambas, entonces, decidieron dar la noticia, al resto de la familia, el día de Acción de Gracias.

La fecha de parto prevista con cuatro días de diferencia

La siguiente sorpresa fue cuando sus respectivos ginecólogos les comunicaron la fecha de parto, comprobando que sólo existían cuatro días de diferencia, por lo que el día de la gestación, posiblemente, también fuera el mismo, algo que lo convierte, todavía más si cabe, en un misterioso enigma de conexiones familiares de lo más extraña.

Y es que estas mujeres, de 35 años de edad, confiesan estar especialmente unidas aun viviendo en lugares diferentes y sin tener una continuada comunicación. De hecho tienen dos hermanos más, a los que aseguran querer mucho, pero con los que no tienen esa unión que mantienen entre ambas.

niño y niña

Parir el mismo día y a la misma hora

Pero ya el colmo de las sorpresas sucedieron cuando se pusieron de parto el mismo día y a la misma hora. A pesar de los cambios horarios, ya que una vive en California y otra en Colorado, ambas dieron a luz a la 1,18 de la madrugada.

En los sexos de los bebés, sin embargo, no coincidieron, pero ellas también han sabido encontrarles una explicación: la que tuvo el niño se confiesa que siempre le han gustado las cosas de los chicos, los deportes, y se comportaba, según sus propias palabras como “una marimacho”. Por el contrario, su hermana, siempre ha sido muy femenina, quizás por ello su bebé sea una niña.

Vía | Telemundo
Fotos | Batanga y Es más vida

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *