28 febrero 2010 Noticias, Otros

Dos menores le abren el abdomen a una mujer en un almacén y le quitan a su bebé
Ha ocurrido en Duitama, una localidad cercana a Bogotá (Colombia). Allí dos chicas de 14 y 16 años decidieron secuestrar a una mujer para, después, practicarle una cesárea casera y robarle el hijo que llevaba en las entrañas. Parece el guión de una mala película de ciencia ficción, pero ha sido real y ha ocurrido el pasado lunes.

Parece ser que la mayor de las chicas, primas hermanas entre ellas, había perdido el bebé que esperaba de su novio, también de 16 años. Y, ante el miedo que le provocaba que éste la dejara, decidió hacerse con un bebé de otra embarazada que estuviera de siete meses, los mismos de los que estaba ella.

De este modo, ambas chavalas engañaron a la víctima y la llevaron hasta un almacén abandonado bajo la promesa de un trabajo. Una vez allí y armadas con cuchillo y tijeras en mano, le abrieron el abdomen en forma de T y le sustrajeron el bebé que llevaba dentro.

Una vez practicada la intervención, sin ningún tipo de anestesia, la menor de las chicas cogió al bebé ensangrentado y se montó en un taxi y se lo llevó a casa asegurando que era el bebé de su prima. Allí la madre de la delincuente lo llevó al hospital al observar que el niño tenía dificultades para respirar. En el centro lo metieron en una incubadora y procedieron a averiguar su verdadera identidad.

Mientras tanto, la de 16 que estaba con la mujer a la que acababan de rajar, al ver que se estaba desangrando llamó al servicio de urgencias y huyó del lugar de los hechos. Posteriormente, fue capturada.

Ambas jóvenes se encuentran detenidas en un centro de menores acusadas de secuestro e intento de homicidio. No obstante, al ser menores es probable que salgan pronto a la calle y no pasen por prisión. La víctima, pese a la gravedad de su situación, está fuera de peligro.

Llama la atención que dos muchachas hayan sido capaces de practicar esta intervención, teniendo en cuenta que lo hicieron sin anestesia y se supone que la mujer se estaría intentando zafar de ellas. Esto hace pensar a las autoridades que es posible que tuvieran un cómplice. Sin duda, una historia aterradora que, por desgracia, ha ocurrido en la vida real.

Vía | El Mundo
Foto | kenwood en Flickr

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *