11 octubre 2017 Embarazo

Fuertes molestias en la espalda de las mujeres embarazadas

En algunas oportunidades las mujeres embarazadas podrán sentir fuertes y molestos dolores de espalda, esto puede ser consecuencia de la realización de ejercicios o de tener sobrepeso. Aunque la mujer realice todo correctamente podrán experimentar molestias en la región de la espalda o un cansancio excesivo.

En muchos casos se atribuye estos dolores a los cambios hormonales o al crecimiento del bebé. Cuando el bebé está creciendo el útero comenzará a ampliarse, cambiando el centro de gravedad de las mujeres, provocando que este centro se desplace hacia afuera, de esta forma los músculos abdominales se verán debilitados, la postura también se afecta y eso generará un exceso de presión sobre la espalda.

Las mujeres embarazadas ganan, de manera inevitable, peso lo que provoca que sus músculos tengan que trabajar más, esto puede provocar que se sientan mucho peor al finalizar el día. En el embarazo se pueden ver muchos cambios, algunos de ellos provocan dolor, malestar y el entumecimiento de las extremidades bajas.

Las mujeres embarazadas ganan, de manera inevitable, peso lo que provoca que sus músculos tengan que trabajar más.

Gran parte de los dolores aparecen en los últimos meses de gestación o a medida van pasando los meses. En ciertas oportunidades persisten aún después de haber nacido el bebé, aunque usualmente desaparecen con el paso de los meses. Estos dolores de espalda no interfieren para nada en que los bebés nazcan fuertes y sanos.

En términos generales podemos describir dos tipos de dolor de espalda. El dolor de tipo lumbar que se genera en la zona de las vértebras lumbares, en la parte baja de la espalda y los dolores pélvicos posteriores que se provocan en la zona detrás de la pelvis. Algunas mujeres pueden sufrir los dos dolores de espalda al mismo tiempo.

El dolor lumbar se sentirá en la parte inferior de la espalda, en la parte cercana de la columna, a la altura aproximada de la cintura. En algunos casos el dolor se irradiará hacia las piernas. Si la mujer está parada por mucho tiempo el dolor se volverá más intenso y tenderá a ser aun más intenso al llegar al final del día.

Las mujeres que se encuentran embarazadas podrán tener la tendencia a tener dolor en la zona pélvica, más abajo de donde se genera el dolor lumbar. Este dolor se puede sentir en la parte inferior de las nalgas o a los lados de los muslos.

Cuando el dolor se irradia a los muslos y a las nalgas se puede llegar a confundir con la ciática, en estos casos lo ideal será consultar inmediatamente al médico, especialmente cuando se ha perdido la sensación de una de las piernas o se tiene debilidad en ellas.

En un próximo artículo continuaremos hablando de los dolores de espalda que pueden aparecer en el embarazo.

Vía | Clinica Las Condes
Foto | Pixabay – Greyerbaby

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *