29 agosto 2012 Entretenimiento, Padres y madres

Proyección de películas de interés para los adultos en salas con juguetes y cambiadoresUna de las cosas que más echo de menos desde que tengo niños es poder ir al cine. Es cierto que a partir de los dos o tres años ya es posible acudir en familia a ver algún estreno infantil, pero lo que muchos padres echan en falta es poder ver los estrenos de películas normales (para adultos) en la pantalla grande.

Hace un tiempo ya os hablábamos de la iniciativa que se había llevado a cabo en Brasil en la que era posible acudir al cine acompañada de los bebés, más tarde fue México el que se incorporó a esta nueva idea proporcionando salas para las madres y padres. Hace más o menor un año llegó esta iniciativa a algunas salas españolas.

En Barcelona incluso era posible ver cine independiente junto a los pequeños en las salas de Cinema Maldà. Eran sesiones matinales en las que se proyectaban todo tipo de estrenos. Lamentablemente parece ser que actualmente han dejado de realizarse debido a la poca afluencia.La que sí sigue en marcha y parece ser que con mucho éxito son las proyecciones de Cinebebés en Mallorca. Esta iniciativa fue llevada a cabo gracias al Círculo Materno Infantil de Mallorca.

Las salas para padres con bebés están preparadas para recibir a los pequeños. La luces no se apagan por completo para evitar que los niños se asusten y para facilitar la supervisión de los padres. Disponen de cambiadores, calientabiberones y juguetes para que los papás/mamás no tengan que salir de la sala. El sonido no es tan alto como en las salas normales para no molestar a los pequeños y que se sobresalten.

En estas salas los papás pueden disfrutar tanto de estrenos infantiles como estrenos para adultos. Aunque siempre se evitan las películas altamente violentas o de terror. Cuando las películas son para todos los públicos no hay problema para acceder con los bebés. Sin embargo, cuando son estrenos para mayores de dieciocho años se recomienda que los bebés no sean mayores de dieciocho meses ya que a partir de esta edad puede que ya empiecen a fijarse (y entender) el contenido de las películas.

Personalmente es una lástima que todavía no se haya extendido esta iniciativa por todo el territorio español. Me parece una idea estupenda para poder pasar un buen rato con una actividad adulta sin tener que dejar al bebé al cuidado de otros y sintiéndote arropado por el resto de padres. Así no habrá que sentirse incomodo si los pequeños tienen un rato de lloros, risas o si deciden pasearse por la moqueta.

Vía | Eroski Consumer
Foto | Cinebebés

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *