2 julio 2015 Consejos, Embarazo, Opinión

Embarazada y playa

Ya estamos en pleno verano y las temperaturas han sufrido un aumento considerable. Es necesario buscar el abrigo de la sombra con el fin de evitar sofocos innecesarios, que ya bastantes los sufrimos, especialmente cuando estamos embarazadas. Llegadas estas fechas no es necesario recordar a las futuras mamás que su situación es maravillosa y nada les debe impedir que disfruten de sus vacaciones tal y como gusten (siempre que no hayan contraindicaciones médicas y llevemos los cuidados necesarios).

Uno de los destinos favoritos en nuestro país es la playa. Disfrutar del sol, del mar y del paisaje que nos ofrece la costa es, no sólo reconfortante, sino también casi terapéutico. Pero ¿sabes qué consejos debes seguir para disfrutar de la playa estando embarazada y con total seguridad?

  • Tomar el sol es fantástico para nuestro bebé y para nosotras. No olvides que la vitamina D, también conocida como la del sol, es fundamental para el perfecto desarrollo de los huesos de nuestro peque. Pero, como en todo, debes llevar algunas precauciones: evita las horas donde el sol es más fuerte y, sea cual sea el momento, protege bien tu piel para evitar las temibles quemaduras. Es mejor no exponerse directamente ya que tu piel está más sensible y pueden aparecer manchas.
  • Durante el embarazo es muy beneficioso que hagamos algo de ejercicio, así que un paseo por la arena o por la orilla pueden resultar ideas para evitar muchos males frecuentes de esta época: pies hinchados, retención de líquidos, dolor de espalda… Por supuesto, sobra decir, que nada de deportes extremos, mejor te los reservas para cuando haya nacido el bebé.
  • Disfrutar del mar es ideal pero ten en cuenta tu nuevo punto de equilibrio, quizás ya no seas la grácil sirena de hace unos meses y es mejor no alejarse mucho de la orilla. Evita las olas grandes y violentas que pueden golpearte el vientre o la espalda.
  • No olvides estar bien hidratada. Junto a tu crema solar, la toalla o el libro que tienes en marcha, la botella de agua es imprescindible. Si llevas algo de comer mejor que sean frutas o verduras frescas; y mucho ojo con lo que comes en los chiringuitos.
  • Y por último no olvides que con las prendas que elijas vas a estar divina ya que es la única época de nuestra vida en la que no nos molestan los kilitos de más. Tanto si es biquini como si es bañador te sentirás estupenda con ese cuerpo hermoso bien compartido.

Foto | Pixabay-Shultz

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *