22 diciembre 2014 Consejos

bebe de un año y navidad

Es lógico que durante estas fiestas la rutina de nuestro bebé se vea algo alterada, aunque en la medida que nos sea posible, debemos continuar con ella en todos los conceptos, ya sea la alimentación y el sueño. Si podemos elegir, mucho mejor hacer las celebraciones en nuestro propio hogar, así el peque se sentirá más cómodo y seguro, pero si lo hacemos fuera de casa, es necesario tener en cuenta ciertos aspectos para que no sea un cambio excesivamente brusco.

El bebé de un año ya come de casi todo, así que no es extraño que ante el despliegue de nuevos manjares quiera probarlos todos, pero debemos llevar mucho cuidado. En estas fechas las comidas son copiosas y no aconsejables para un niño tan pequeño, así que podemos darle a probar algún dulce, en pequeñas cantidades, y siempre bajo nuestra supervisión. El que los adultos nos abandonemos al exceso, no significa que ellos lo hagan también.

Otro aspecto a tener en cuenta son los horarios. Generalmente las cenas se realizan algo más tarde de lo habitual, así que es mucho mejor que le des a él la cena antes, así seguirá con su rutina y luego podrás cenar tú más tranquila. También para la hora de ir a la cama se alteran los horarios, si quieres que aguante un poquito más en la noche, haz que duerma siesta.

Si la celebración es en casa ajena debes avisar que llegas con un pequeño terremoto que, además de devastar aquello que encuentre a su paso, también va a encontrar peligro allá donde mire. El árbol de navidad suele ser toda una provocación donde podemos encontrar un sinfín de accidentes para el pequeño. Las copas colocadas a su altura, los centros de mesa a los que pueda acceder, las velas o el acebo y el muérdago son sencillos objetos, muy propios de estos días, que nos pueden traer un gran susto.

Los Reyes Magos y Papá Noel son unos personajes muy entrañables para cuando ya se tiene conciencia, más o menos, de ello. Pero debes entender que es normal que a un bebé de un año le impacten esas copiosas barbas, así que mejor no le obligues, déjale que les observe de lejos y sea él mismo el que decida establecer un acercamiento.

Vía | Ser Padres
Foto | Pequebebés

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *