10 diciembre 2009 Entretenimiento, Ocio

disfraz casero para navidad muñeco de nieve

Y seguimos ofreciendo ideas para que nuestros niños vayan originalmente disfrazados en las fiestas que se celebran por doquier en estos días navideños. Hace unos días que os contamos como confeccionar un divertido traje de Papá Noel, también el de árbol de Navidad y, ¿cómo no?, algunas de las piezas fundamentales para la confección del Belén viviente: un cándido ángel y, también, los papás del recién nacido, la Virgen María y San José.

Pero hoy, para no centrarnos sólo en la escena religiosa, vamos a proponer que convirtáis a vuestro pequeñín en un divertido y cálido, aunque suene a contradicción, muñeco de nieve.

En esta ocasión el disfraz es realmente sencillo y no vamos a tener que coger la aguja para nada. Además resulta especialmente llamativo y adecuado para los bebés que todavía no han empezado a andar y presentan ese aspecto rollizo, con esos cuerpecitos redondos que tan bien le van al personaje a crear.

Necesitamos unos leotardos blancos y una camiseta o jersey de cuello alto, también blanco. A este jersey le vamos a pegar, en la parte delantera, tres círculos grandes negros simulando unos enormes botones. Los podemos fabricar de cartulina o de fieltro, según mejor nos venga. Muy importante es conseguir el gorro. Debe ser tipo bombín de color negro. Si eres mañosa con las manualidades igual se lo puedes fabricar tú con cartulina pero lo puedes localizar ya hecho en los bazares chinos o en las tiendas de “todo a cien”. El último toque en el vestuario será una bufanda larga de colores llamativos.

Pero para rematar nuestro personaje vamos a ponerle un poco de colorete en las mejillas y la nariz, simulando una zanahoria, se la pintaremos de color naranja.

Vía | Pequelia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *