24 diciembre 2012 Entretenimiento, Ocio

Un disfraz de última hora muy sencilloPara darle un toque divertido a las reuniones familiares son muchos los hogares en los que los peques (y en ocasiones también los adultos) deciden disfrazarse. Hoy quiero compartir una idea de disfraz de última hora muy navideño: Un bastón de caramelo. Se trata de un dulce navideño de color rojo, blanco y verde con forma de bastón.

Hoy los establecimientos comerciales permanecerán abiertos como mínimo hasta el mediodía por lo que todavía tenemos la oportunidad de salir a comprar el elemento indispensable de este disfraz, la cinta adhesiva verde y roja. El resto de cosas que necesitaremos son una camiseta de manga larga blanca (seguro que todos tenemos una camiseta interior de felpa), unas mallas o leotardos blancos, un bastón y un sombrero de Papa Noel.

Para adornar la ropa utilizaremos las tiras de cinta adhesiva alternando las rayas rojas y las verdes. Tendremos que ir con cuidado de no apretar la cinta en exceso. Para que las rayas queden bien acopladas extenderemos el pantalón y pegaremos la cinta intentando que las rayas sigan su continuación en ambas perneras. Con la camiseta seguiremos el mismo procedimiento.

El bastón también lo adornaremos con la cinta enrollándolo y cubriéndolo con los diferentes colores. En el caso de que no tengamos ningún bastón por casa, podemos recurrir a un paraguas que ya no nos valga. En este caso tendremos que apretar mucho la cinta adhesiva para que la tela del paraguas quede lo más disimulada posible. El último toque lo conseguiremos con el gorro de Papa Noel.

Vía | Disfraz casero

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 diciembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *