7 diciembre 2009 Opinión

Discrepo de Carlos González
Por si alguien aún no sabe quien es Carlos González, es pediatra, conferenciante y autor de varios libros en los que defiende la crianza con apego. Sus libros se convierten en best sellers en el momento que salen a la venta. Es especialista en lactancia materna y defiende que debe ser a demanda. Ha tenido un destacado papel en la recuperación de la lactancia materna en España.

En internet hay muchas declaraciones del Dr. González, entre ellas una entrevista la semana pasada en el blog Bebés y más que me ha llamado mucho la atención, más que eso, en algunos puntos me ha alarmado. Creo que algunas declaraciones de esa y otras entrevistas necesitarían ser matizadas, unas por incomprensibles y otras por arriesgadas

Para empezar, el doctor González dice que en la facultad no se enseña a los futuros pediatras donde debe dormir un niño o como criarlo y educarlo. Añade que las ideas de un pediatra sobre esos temas vienen de la sociedad en la que vive y de su tradición familiar.

Claro que no se estudia como criar un hijo, y por supuesto los pediatras están influídos por su entorno, pero espero que también aprendan del contacto diario con sus pacientes y del conocimiento de los senior. En medicina la experiencia y la práctica son tan importantes como la formación inicial. Por otro lado, en la facultad sí estudian la muerte súbita del lactante y las recomendaciones para minimizar su incidencia. También dedican muchas horas a las necesidades nutritivas de los niños. Por lo tanto yo considero a mi pediatra autorizada para ayudarme con recomendaciones sobre la crianza de mi hija. Distinto es lo que yo haga con dichas recomendaciones.

Preguntado por el momento en que debe darse alimentos diferentes a la leche, Carlos González responde que a partir de los seis meses. “Ofrecer, que no es lo mismo que “enchufar”. Alimentos normales, comida decente, sin triturar, y permitiendo que ellos mismos la agarren y se la lleven a la boca”.

Entiendo, aunque quizá porque le he leído en otras ocasiones, lo que quiere decir con enchufar. No hay que forzar al niño ni pretender que se coma todo el plato a la primera. Pero, como dice una de mis compañeras, ¿qué quiere decir “comida decente”? ¿es que los purés no lo son?. Por otro lado no habla del riesgo de atragantamiento que hay al darle al niño según que alimentos sin triturar. Con seis meses el bebé puede cortar un trocito de zanahoria y que se le vaya por mal sitio. Sus dientes no están listos para masticar, los primeros que aparecen, los incisivos son instrumentos cortantes, no machacan los alimentos. Si las abuelas dan pan duro a los niños es precisamente por lo dificil que es que consigan arrancar un trozo, y aún así hay que estar siempre pendientes mientras lo tenga en la mano.

Despues de hablar de la importancia de la vacunación, tema de su próximo libro, o de si hay que poner o no horarios al pecho, el Dr. González contesta a la pregunta: ¿Qué medidas ayudarían a mejorar verdaderamente la conciliación laboral?. Para no extenderme demasiado aquí lo dejo para una segunda parte.

Foto | Albalactancia

También te puede interesar

Comentarios

25 comentarios
  • Viviana de Mamás y Bebés

    Yo creo que se cae en extremismos y fanatismos.. y en donde se hacen tantito famosos, ya creen que todo lo que dicen, es apto para cumplirse al pie de la letra… y no, no es asi.

  • Belén

    Viviana, no se si en este caso el que se lo cree es el doctor o sus seguidores, pero como dices, no es así. Gracias por dejarnos tu opinión. Un saludo.

  • maryjo

    Hola,

    Yo discrepo de Carlos González en casi todo lo que dice. A pesar de que cita artículos científicos en sus libros, no argumenta debidamente ni fundamenta científicamente ninguna de sus opiniones más atrevidas. Lo de dar comida entera a bebés de 6 meses es de risa. Parece que la batidora es un instrumento diabólico. Igual que el biberón, que es otro artefacto abominable para él.
    Estoy de acuerdo con Viviana. Es una manera de hacerse famoso y vender más libros.

    Un saludo

  • Belén

    Maryjo, yo no se que pensar de este señor. Dice cosas que me parecen muy congruentes y otras que no hay por donde cogerlas. Lo importante es que los padres sepamos distinguir y no nos dejemos engañar por palabras grandilocuentes las diga quien las diga.
    Por otro lado, respecto al biberón, leí recientemente unas declaraciones suyas (no puedo citar textualmente) en las que decía que la lactancia materna está recuperada y no hay que criminalizar a las madre que optan por el biberón. Que cada uno es libre de elegir lo que considere mejor para sus hijos. En este caso le doy la razón.
    Gracias por leernos y compartir tu opinión. ¡Feliz Navidad!

  • Cris

    Hola. Enhorabuena por el post. No es fácil encontrar críticas razonadas a las tesis de Carlos González, más allá del genérico “es que según él hay que dejar al niño que haga lo que le dé la gana”.

    Después de haber leído (ávidamente) sus tres libros, puedo decir, en relación al post, que:

    – Entre los pediatras, digo yo, habrá profesionales buenos, malos y regulares, como en todas partes. Algunos estudiaron la carrera hace décadas y consideran que ya lo saben todo después de muchos años de profesión, así que no pierden el tiempo en actualizarse. Esos son los que se empeñan en decirte que el colecho incrementa el riesgo de muerte súbita (cuando no es cierto) o de trastornos psicológicos terribles. Y que el pecho se da diez minutos cada tres horas, y luego un biberón de 90, etcétera. A estos (malos) profesionales es a los que critica Carlos González, algo poco frecuente en un colectivo tan corporativista (con razón, por otra parte, en los tiempos que corren; pero esa es otra historia)

    – En ninguno de sus libros, que yo recuerde, dice nada en contra de los purés y las papillas. Sólo aclara que no es imprescindible triturar la comida, que, a los 6 meses, se puede empezar a ofrecer alimentos blandos machacados o cortados muy finos. Creo que pone como ejemplo un plátano o una patata cocida machacados con un tenedor, o una manzana rayada muy fina.

    Y, en relación a los comentarios de Viviana y Maryjo, me gustaría aclarar lo siguiente:

    – En sus libros, Carlos González aclara que sus opiniones son sólo eso, opiniones, y por lo tanto no son verdades universales. Y se ocupa muy bien de separar los hechos científicos de las opiniones personales. Eso no lo hacen los extremistas.

    – También repite varias veces que escribió sus libros para ayudar a que los padres que se olvidaran de tantas opiniones de “expertos”, incluida la suya, y se dejaran guiar más por su instinto a la hora de criar a un hijo (sano, se entiende: el “experto” sólo debe actuar cuando hay algún problema).

    – No es que el biberón o la batidora sean instrumentos diabólicos. El problema es que los hemos convertido en imprescindibles. La humanos hemos vivido millones de años sin ellos, de modo que no son imprescindibles. Y no se trata de rechazar todo adelanto científico, al contrario: se trata de usarlo cuando de verdad es útil. Habrá casos en los que la lactancia natural sea imposible, y entonces el biberón salvará vidas. Pero son casos excepcionales. Y, al contrario, hay muchos (¡muchísimos!) casos de madres que quieren dar el pecho y acaban dando el biberón por la enorme presión de los fabricantes de leche artificial y el nulo apoyo de algunos profesionales sanitarios. Creo que esta es una de las razones por la que los libros de Carlos González se venden como rosquillas: porque te apoya donde tu pediatra te falla.

    – Finalmente, nunca entendí que se criticara a alguien que escribe libros por querer vender libros. Es como si al panadero de la esquina le dijera: “mire, sus buñuelos están de muerte, pero como usted solo los hace para venderlos y enriquecerse, ya no me gustan”. Si este señor quiere escribir libros (y lo hace muy bien, por cierto, aunque esto es muy subjetivo) y vivir de ello, pues mire, me parece un oficio muy digno. Y si, por el camino, ayuda a un montón de madres a sacar adelante la lactancia materna contra viento y marea, o a otro montón de familias a reflexionar sobre los métodos de crianza dominantes en nuestra sociedad, entonces deja de ser un pedriatra que escribe simpáticos y provocativos libros de puericultura para convertirse, simplemente, en un escritor necesario.

    (Muy interesante también la segunda parte del post. En cuanto pueda, me paso por allí a dejar un comentario)

    • jose

      Muchas gracias por tu opinión, Cris, yo me he leido un par de libros y me quedo con lo que me interesa, pero si que creo que este post dice mentiras o verdades a medias. Deja bien claro que comidas no deben darse a un bebe por riesgo de que se atragante, es pediatra. Lo bueno de Carlos Gonzalez es que nunca dice lo que hay que hacer, sino te explica porque hacen las cosas los niños y a partir de ahí tu decides.

      Por otro lado te recuerda que somos una especie animal, y que cuna, trituradora, etc son inventos humanos de los últimos años, o te crees que en el amazonas tienen una cuna y le trituran la comida? como especie las crias deben mamar hasta que hagan la transición poco a poco a comida física. Lo demas son inventos que hemos creado para facilitar nuestra incorporación a la vida laboral y que el no critica, mas bien crítica a los críticos con los que quieren y pueden dar de mamar y hacer la transición como haríamos como especie animal, que es lo más natural posible.

      • José, si afirmas que en el post hay mentiras, te agradecería como autora del mismo que expliques cuales, porque puedo equivocarme, expresarme mal o pensar de diferente modo, pero no miento. El resto de lo que comentas está respondido pero me llama la atención que nombres precisamente el Amazonas, donde las mujeres mastican algunos alimentos incluso para los adultos. No les hace falta ninguna batidora, su boca es más que suficiente. En ningún caso en este post hay ninguna crítica a la lactancia materna. Un saludo

      • jose

        Hola Belen,

        Tu pones en tu post “Por otro lado no habla del riesgo de atragantamiento que hay al darle al niño según que alimentos sin triturar.”. Justo despues de decir lo de mentiras o verdades a medias, pongo un ejemplo de a lo que me refiero y digo “Deja bien claro que comidas no deben darse a un bebe por riesgo de que se atragante, es pediatra.”. Sí que explica que nunca se deben dar comidas duras como por ejemplo frutos secos porque hay riesgos de atragantarse y cogiendo tu ejemplo de la zanahoria, en una de sus conferencias hablo de la zanahoria diciendo que en vez de triturada, una alternativa para quien la quiera (nunca crítico el triturar la comida, sino que dio alternativas a quien no le guste triturar la papilla)es darsela entera pero hervida, que está tierna.

        Respecto al amazonas, no lo sabía, no te irás a dormir sin aprender algo nuevo, gracias por tu comentario. De todas formas dije amazonas al azar, refiriendome en un bosque, en Africa, en mongolia, etc, sitios donde no han llegado ni las cunas, ni los electrodomesticos. Yo soy de la opinión que el ser humano como especie esta diseñado para mamar y luego hacer la transición a poco a poco a los alimentos sólidos hasta que llegue un punto en el que ya no quiera más pecho. Quien quiera optar por ahí porque puede / quiere (la mayoría de personas de nuestra sociedad no podemos porque trabajamos), no es criticable y todos sabemos que se critica, porque si mi hijo mama y solo come medio platano, se me tacha de mal padre por no darle 1 platano y una pera triturada, porque triturado come más. Si medio plátano le sacia, es necesario darle 2 triturados? yo creo que el cuerpo humano es sabio y si no pide más es por algo, no me gusta lo de triturar para que así pueda comer más cantidad, creo como digo que como especie estamos bien diseñados y si necesitamos mas nuestro cuerpo nos pedirá mas a través del hambre.

        Siento que haya sentado mal mi opinión, pero realmente tu post me ha parecido sesgado y considero que es lícito que lo resalte en los comentarios.

        Un saludo

      • Jose, no me sienta mal tu opinión ni ninguna, al contrario agradezco mucho que nos las dejéis. Lo que no acepto es que alguien diga que miento. Pero creo que en este caso es un malentendido, porque en el artículo dejo claro que me refiero solo a la entrevista que da en Bebés y más. Ya se, y así lo digo que se explica en otros lugares pero quien lea solo esa entrevista puede llevarse a engaño.
        Respecto a lo que hacen en aquellos lugares en los que no hay electrodomésticos, uno de los primeros instrumentos del hombre fueron dos piedras para moler, así que sin saber nada del tema, entiendo que no tendrán problemas. Además insisto, las madres tenemos una dentadura que tritura estupendamente, siendo poco recomendable hacerlo.
        Yo no critico la lactancia, ni la transición ni nada parecido. No me gusta que se obligue a comer a los niños y aunque he dado biberón jamás les he forzado a los míos. No soporto que se use la palabra mal padre o madre salvo en casos obvios. Cada uno que haga lo que considere mejor. Y a CG solo le pido que tenga en cuenta quien le lee, que no tiene porque haberle leído o escuchado en ningún otro sitio.
        Un placer debatir contigo. Un saludo

      • jose

        Ok Belen,

        Acepto la crítica/comentario, yo habló en general no solo de la entrevista, así que tienes razon con lo de que es solo un malentendido.

        Un saludo,

        Jose

      • Ha sido un placer, Jose.

  • Belén

    Cris, me alegro de que te haya gustado el post, lo mismo digo de tu comentario, es muy interesante debatir cuando hay argumentos sobre la mesa.
    Estoy de acuerdo en que, como en cualquier colectivo, hay pediatras buenos y malos, sin embargo no comparto tu opinión sobre los mayores. En cualquier congreso médico puedes ver que asisten no solo los médicos en formación, también galenos de edad que dan y reciben formación.
    Que el colecho puede aumentar el riesgo de muerte súbita lo dicen no solo esos pediatras mayores, también el CDC en Estados Unidos, por ejemplo. En este enlace puedes ver un estudio sobre el tema: http://www.unomasenlafamilia.com/3891/colecho-como-factor-riesgo-muerte-subita.html
    Estos post se centran en declaraciones de Carlos González, no en sus libros, quien lea las entrevistas no tiene porque haber leído también sus libros. De todas formas mantengo que con una manzana rayada el bebé puede atragantarse, no es algo que se aplaste con la lengua. El plátano o la patata cocida quedan igual de pasaditos con el tenedor o con la batidora, por lo que son alimentos sin riesgo. Pero si no aclara esas cosas en sus entrevistas está siendo irresponsable. Por otro lado, antes de la batidora también se molía la comida e incluso hay madres que la trituran con sus propios dientes antes de dársela al bebé (práctica nada recomendable).
    Fuera cual fuera su motivación al escribir los libros, lo cierto es que debe ser consciente de que tiene un gran número de seguidores algunos de los cuales se pueden considerar fanáticos. Por ello creo que es su responsabilidad matizar sus comentarios públicos, para no dejar que sirvan como argumento de la facción irracional de sus fans.
    En mi caso no tengo ningún problema en que escriba libros y venda mucho, ya he comentado más de una vez que he regalado varios para contraatacar la influencia de Estivill. Sin embargo, es posible que eso y las multiples charlas, coloquios, etc le estén alejando de la pediatría práctica y acercando a la literatura. Puede que sea más útil en este último campo.
    Estoy deseando leer tu siguiente comentario, seguro que es tan interesante como este. Un saludo y gracias por tu aportación.

  • Cris

    ¡Hola! Sólo una anotación rápida: al hablar de los “pediatras mayores”, lógicamente no me refería a todos, pues entre ellos, como entre los jóvenes, habrá de todo. Por lo demás, estoy totalmente de acuerdo en una cosa: los extremismos de cualquier tipo nunca son buenos.

  • Belén

    Cris, entendido y de acuerdo contigo. Gracias

  • laura

    Pues a mí, todo lo que el dtor. González dice me encanta, todo lo que dice (no solo él) tiene mucho sentido común, para mí. Hay muchos pediatras que piensan como él y otros que, simplemente se basan en lo que “han estudiado” en la facultad y no tienen criterio propio … ahora, eso sí, según estos otros muchos pediatras hay que seguir las “normas” de la INDUSTRIA FARMACEUTICA a la que tanto le gusta inventarse gripes A, competir con la empresa contraria de vacunas para bebés poniendo cada 6 meses más serotipos en ellas y al tiempo retirarlas de golpe e inventar otra vacuna diferente … qué les den por saco, nos toman el pelo

  • Belén

    Laura, me parece genial que te guste lo que dice Carlos González. Sin embargo no es cierto ni justo decir que hay pediatras como él y otros vendidos o sin criterio. Afortunadamente tenemos un gran número de profesionales que no están en ninguno de los dos grupos. No estar de acuerdo con CG es una opción que no hace malo a ningún profesional, en muchos casos es todo lo contrario. Gracias por dejarnos tu opinión. Un saludo

  • Emilio

    En este mundo mercantilizado y capitalista, aunque entiendo que Carlos Glez. , como bien decís, está en él y dentro de él, sí es verdad que da un punto de vista diferente, una especie de alternativa al materialismo e individualismo con que se trata de criar a los niños/as.
    Estoy de algo más de acuerdo con los comentarios de Cris, también es verdad que no he visto las entrevistas, sólo he leído algunos de sus libros, y sinceramente, por experiencia propia, de observar ciertas conductas en diversos niños/as, en el 90% de sus afirmaciones, he corroborado, que ha dado en el clavo.

    Un saludo!

  • Emilio, gracias pror dejarnos tu punto de vista. Si quieres leer está entrevista en concreto, el enlace está en el artículo, donde se nombra el blog Bebés y más.
    Respecto a la recomendación, muchas gracias, pero ¿quien no conoce el parto es nuestro? :). Un saludo.

  • Los bebés sí pueden comer sin triturar. Mira vídeos en Youtube bajo la búsqueda “baby led weaning”. Alimenté a mi hija así desde los siete meses (a los seis no me había enterado) y nos ha ido a la perfección. Come muchísimo más que otros niños, porque ella decide qué y cuánto comer y además come lo que comemos todos los demás en la casa :)

    La postura de González no me parece para nada extremista.

    Saludos.

    • Ovejitadescarriada, mantengo que si quiere hablar de baby led weaning debe hacerlo advirtiendo de los riesgos y de como hacerlo correctamente. Bastaría con que dijera que los padres deben informarse antes de ponerlo en práctica. El atragantamiento es la principal causa de accidente y muerte de menores de 10 años en Estados Unidos (no tengo datos de aquí), y en el 60 por ciento de los casos es por alimentos. Si hay que tener cuidado con los niños que tienen dientes y muelas y saben comer, infinitamente más habrá que tenerlo con los bebés.
      No hay diferencia entre darle un puré de patatas y una patata cocida que el niño aplasta con la lengua y las encías. Pero hay mucha si lo que le das es una uva, un trozo de carne o un alimento crudo. Cada uno que haga lo que quiera con conocimiento de causa.
      Respecto a que coman lo mismo que los mayores, sinceramente me parece tremendo que un bebé de seis meses coma macarrones con chorizo y no por los macarrones, obviamente. Otra cosa es que la comida de la casa se adapte a los peques, algo que hacemos la mayoría, supongo.
      Gracias por tu aportación, un saludo

      • La verdad es que no había pensado en el caso del chorizo porque soy vegetariana jajaja. Pero claro, también hay que tener criterio. Me gusta lo último que dijiste: que la comida de la casa se adapte a los peques. Es lo que hemos hecho nosotros: he disminuido considerablemente las cantidades de sal y azúcar en los alimentos, ya no consumo comidas con muchos colorantes artificiales, me fijo en los nutrientes de cada alimento y en cual es la mejor forma de consumirlos… Así que te doy toda la razón en que no es cosa de llegar y alimentar al bebé con lo que todos comemos: si tener una hija me ha enseñado algo, es que la vida no puede llegar y seguir como siempre, las cosas cambian y uno debe aprender a adaptarse.

        Con respecto al riesgo de atragantamiento, claro, hay que advertir siempre de los cuidados que se deben tomar. En ese sentido a veces Carlos González peca de irresponsable; supongo que en cierta forma se debe a que supone que todos los padres son lo suficientemente lúcidos como para llegar a investigar a sus hogares, cosa que no sucede en todos los casos. Ahora, que recuerde, en sus libros sí advierte este tipo de cosas.

        Saludos.

  • Ovejitadescarriada, pues estamos de acuerdo en todo. Yo solo pido prudencia porque mucha gente se queda con las palabras y no se interesa más. Y en el caso de Carlos González, que lo sabe de primera mano por su consulta, aún más. Sus libros son una cosa, en ellos se explica, y las entrevistas otras, y normalmente es donde a mí me parece más criticable.
    Hay un médico que cuenta en un libro que un paciente fue de vuelta a su consulta porque no podía con el tratamiento que le había puesto. Le dijo “doctor, yo no puedo comer 607 galletas diarias”. En la receta ponía 6 ó 7…somos así, no se puede dar por supuesto que usaremos la cabeza.
    Gracias por tu comentario. Un saludo

  • Miquel

    Siento discrepar de las alabanzas al post. A mi me parece una manipulación cargada de prejuicios contra el entrevistado. Veamos:
    1. ¿Donde afirma CG que “las ideas de un pediatra sobre esos temas vienen de la sociedad en la que vive y de su tradición familiar”? La frase literal dice lo siguiente: “Deben comprender que las ideas de un pediatra sobre esos temas no suelen venir ni de la facultad de medicina ni de los libros científicos que ha leído, sino de la sociedad en la que vive y de su tradición familiar.” Es una clara muestra de incomprensión lectora leer lo segundo e interpretar lo primero.
    2. Una entrevista es una entrevista. No es ni puede ser una explicación detallada matizando las diversas opiniones. Ni hay tiempo para eso ni el entrevistador va a publicar todo lo que le digas. Eso lo sabe cualquiera al que hayan entrevistado y tras leer la entrevista no se haya visto reconocido en ella. Es por ello que criticar a CG matizando cosas que no estan matizadas en la entrevistas pero que si lo están por activa y por pasiva en toda su obra literaria sólo muestra los prejuicios del que hace una crítica semejante.
    3. También discrepo en el debate sobre la irresponsabilidad de hacer según qué afirmaciones sin matizar. En primer lugar, CG matiza suficientemente las cuestiones delicadas por cuestiones de seguridad en todos sus libros. Los irresponsables, y yo añadiría también que vagos, son los padres que, siguiendo la moda actual de picotear por todas partes y no profundizar en ningún tema, se quedan con cuatro frases de cuatro entrevistas y por pereza no leen lo que si deben leer. Las entrevistas y conferencias son lo que son: una primera aproximación a un tema. Si alguno cree que con eso tiene suficiente está siendo un irresponsable y un gandúl.
    Lamento ser tan duro en mis afirmaciones. Pero es que conmigo no va ni el ser condescendiente con posts que me parecen realmente malos ni comprensivo con padres que son incapaces de tomarse en serio y dedicar un mínimo de tiempo a formarse para la crianza de sus hijos.
    Un saludo.

    • Miquel, gracias por dejarnos tu opinión. Por mucho que lo leo no veo cual es la mala interpretación en lo que señalas como punto 1.
      Respecto a lo demás no estoy de acuerdo con que haya que conocer la vida y obra de una persona para poder opinar sobre lo que dice. Sí creo que debe matizar cuando habla y exigir que la entrevista publicada represente lo que ha querido decir, y en caso contrario pedir una rectificación o publicarla. Sobre todo cuando habla como pediatra.
      No hace falta ni formación ni seguir a ningún gurú para criar un bebé, ni para hacerlo bien. Cualquier padre que se lo tome en serio te podrá decir que lo que no se puede es juzgar la crianza de otro, porque cada niño y cada familia es un mundo y tiene su propio ritmo y necesidades.
      Aquí no tienes que ser condescendiente, te puedes expresar con libertad siempre que no ofendas. Si no te gusta es justo que lo digas, para eso está este espacio. Que sea bueno o malo lo decidís los lectores.

      Gracias por dedicarnos parte de tu tiempo. Un saludo

Enlaces y trackbacks

  1. Discrepo de Carlos González ( II ) 7 diciembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *