Dificultad respiratoria: Crup

Dificultad respiratoria: Crup

Escrito por: Belén    3 octubre 2009     21 Comentarios     3 minutos

El crup es una inflamación o una infección de las vías respiratorias altas. La inflamación provoca dificultad para respirar por lo que el bebé tiene que esforzarse para que el aire llegue a sus pulmones. En la mayoría de los casos el crup es de origen vírico, los más habituales son el virus de la […]

El crup es una inflamación o una infección de las vías respiratorias altas. La inflamación provoca dificultad para respirar por lo que el bebé tiene que esforzarse para que el aire llegue a sus pulmones. En la mayoría de los casos el crup es de origen vírico, los más habituales son el virus de la parainfluenza, el adenovirus, el virus sincitial respiratorio, el de la gripe y el sarampión.

Se da frecuentemente en otoño, invierno y al comienzo de la primavera y afecta sobre todo a bebés y niños entre los 3 meses y los 5 años. Los niños son más propensos que las niñas y los bebés prematuros tienen más riesgo de sufrirlo. Los síntomas más habituales del crup son: fiebre, ronquera y tos seca, pero además puede causar estridor, que es un sonido fuerte cuando el niño toma aire provocado por la estrechez de la traquea. Dura de 3 a 7 días y lo síntomas suelen empeorar por la nohe.

El crup asusta porque se ve al bebé esforzándose por respirar, pero en la mayoría de los casos es un trastorno leve y son muy pocas las ocasiones en que el crup es grave o muy grave. El médico al diagnosticar el crup te dirá como tratarlo en casa. En general se recomienda mantener la calma, y colocar al niño en un sitio cómodo. Es importante ofrecerle mucho líquido sobre todo si tiene tos seca.

Aunque no es algo medicamente compobado, parece que el crup mejora en un ambiente húmedo. Puedes ofrecerle un tratamiento con vapor en casa. Abre el agua caliente de la ducha y déjala correr y que forme vapor en el cuarto de baño. Siéntate con el niño en el cuarto de baño, fuera de la ducha para que respire el vapor durante unos 10 minutos. Intenta que el pequeño esté tranquilo y distraído para que su respiración se suavice. Yo lo he probado y funciona muy bien.

Otras opciones caseras son poner un humidificador en la habitación del niño o hacerle respirar el aire frío de la noche. Es recomendable vigilar al pequeño mientras duerma para observar su evolución. Si no funcionan y el pequeño respira con bastante dificultad tienes que llevarle al médico. Aunque no es frecuente el crup podría causar obstrucción de las vías respiratorias y por lo tanto asfixia.

Tendrías que consultar con el médico si el bebé tiene dificultad para respirar, hundimiento de la piel entre las costillas en cada respiración, estridor, coloración pálida o azulada alrededor de la boca, la nariz o las uñas, dificultad para tragar, fiebre alta, o apatía. Como he dicho antes ver a un pequeño con crup es angustioso por lo que es preferible acudir a urgencias que transmitir la inquietud al pequeño.

Más información | Kids Health
Foto | Bidmc


5 comentarios

  1. Mónica dice:

    Me ha venido muy bien el artículo. Oí hablar del crup hace poco y aunque a mi hija no le ha ocurrido nunca, es interesante saber del tema por si te toca. Tiene que ser doblemente angustioso que le ocurra a tu hijo y no saber ni lo que es. Gracias!

  2. Belén dice:

    Mónica, me alegro que te sirva y espero que a tu niña no le pase nunca. Por mucho que el médico te diga que no es grave, ver luchar al niño por respirar es desesperante. Gracias a tí, un saludo,

  3. karen dice:

    mi hija tuvo falso cruz cuando tenia 7 meces y casi se me murio y ningun consejo de los q dan es cierto ahi q yevarlos a urgencias

  4. Gabriela dice:

    Es desesperante, ya es la tercera vez que le agarra a mi hijo de 5 años. Esta ultima fue peor, estuvo 5 horas costandole respirar, ensima te lo mandan a tu casa y no lo dejan en observacion y uno recurre al medico inmediatamente porque no sabes que hacer .

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.