2 agosto 2017 Lactancia

Diferentes modelos de sacaleches

Un artículo más en el que hablaremos acerca de los diferentes métodos para la extracción de la leche materna, en esta oportunidad empezaremos por hablar de los sacaleches. Un buen sacaleches deberá drenar el pecho y así estimular la producción Tendrá que ser limpio, no tener materiales contaminantes, ser fácil de usar y no tendrá que provocar traumas.

Después de cada uso se tendrá que realizar la limpieza cuidadosa, así se podrá evitar los riesgos de contaminación de la leche recogida. También será necesario que el frasco en donde se recolecte se pueda emplear para alimentar al niño o para poder guardar la leche, es muy importante lograr minimizar la cantidad de manipulaciones de la leche.

En términos generales podemos decir que existen dos sacaleches: los manuales y los electrónicos (que también pueden usar pilas). Los sacaleches eléctricos hospitalarios pueden ser alquilados para ser usados en el domicilio, son más eficaces que los manuales o que los modelos eléctricos simples, pero también pueden ser más costosos.

En términos generales podemos decir que existen dos sacaleches: los manuales y los electrónicos.

Las funciones de los sacaleches dependerán de cada modelo, los ideales son los que pueden estimular y manipular la producción, algunos modelos se pueden emplear en los dos pechos a la vez. Dentro de las desventajas podemos decirte que son más pesados, grandes y complicados para transportar que los manuales o los eléctricos simples.

Si solo se busca sacar leche materna de manera ocasional o en un lugar de trabajo, una buena alternativa serán los otros sacaleches.

Los sacaleches eléctricos dobles son una alternativa doméstica a los clásicos sacaleches hospitalarios. Se caracterizan por tener la capacidad de extraer de ambos pechos al mismo tiempo. Así se llega a una eficiencia de la extracción y una disminución en el tiempo que la madre emplea para conseguir la leche.

Su tamaño es más pequeño que el de los sacaleches hospitalarios, un punto clave para su transporte. La desventaja es su precio, ya que pueden ser bastante costosos.

Los modelos de sacaleches eléctricos o que funcionan a pilas no son tan eficaces pero son una buena opción para las mujeres que tienen una lactancia plenamente establecida y que necesita solo sacar leche de forma ocasional o en el momento en que está trabajando.

Son fáciles de transportar y, a diferencia de los manuales, no necesita ningún tío de esfuerzo físico y la madre tendrá una mano libre para poder masajear el pecho estimulando el reflejo de eyección. Suelen tener un dispositivo que permite graduar la potencia, lo ideal es comenzar la extracción al mínimo y después incrementar lentamente la potencia.

Y, por último, nos referiremos a los sacaleches manuales, que son ideales para extracciones ocasionales, tanto en casa como en el trabajo. Son fáciles de comprar y más económicos. La desventaja es que la madre necesitará ambas manos y cierto esfuerzo para bombear con la mano. Otra desventaja es que es más difícil de limpiar ya que un chorro de leche podría ingresar en la perilla de goma y así acumularse bacterias.

Vía | Guía de lactancia materna
Foto | Flirck – Daniel Lobos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *