16 mayo 2017 Salud

Es muy importane realizar controles prenatales

Un artículo más en el que hablaremos acerca de los distintos agentes que podrían poner en riesgo un embarazo. Aprovechamos a invitarte a leer el artículo anterior en el que hemos tocado el tema.

Uno de los factores que podrían poner en riesgo un embarazo es la edad de la madre. En el caso de las mujeres adolescentes podemos encontrar que un 13 por ciento la posibilidad esta en riesgo, en esta etapa de la vida existe mayor posibilidad de sufrir preeclampsia, anemia, trabajo de parto antes de término.

Lo que sucede es que en muchos casos los embarazos adolescentes no cuentan con los controles necesarios a nivel prenatal, en otras oportunidades vemos que las adolescentes fuman o tienen altas tasas de enfermedades de transmisión sexual.

En muchos casos los embarazos adolescentes no cuentan con los controles necesarios a nivel prenatal.

En el caso de de las mujeres de menos de 35 años existe la posibilidad de sufrir de preeclampsia, lo mismo que la diabetes gestacional, un trabajo de parto disfuncional, placenta previa. A esta edad también existe más posibilidad de sufrir trastornos preexistentes, como el riesgo de tener anomalías fetales aumenta junto con la edad de las madres. En muchos casos los médicos aconsejan la realización de estudios genéticos.

El peso materno como factor de riesgo

El peso de la madre es otro factor que puede incrementar el riesgo en el embarazo, tanto si la madre está debajo del peso recomendable como es obesa. En promedio las mujeres deberían aumentar entre 9 y 12 kilos durante el embarazo, tengamos en cuenta que este peso también dependerá de cada caso en particular. Ante cualquier duda siempre lo aconsejable es consultar con el médico.

No debes dejar de hacer nunca los estudios pedidos por el médico

Las mujeres de corta estatura, menores al 1,50 metro son más propensas de tener una pelvis pequeña esto podría generar trabajos de parto prematuro, restricción en el crecimiento intrauterino.

Exposición a teratógenos

Dentro de los agentes que provocan malformaciones fetales encontramos las infecciones, agentes físicos o fármacos. Este tipo de malformacion es más posible entre la semana 2 y 8 del embarazo, momento cuando los órganos se están formando.

Entre las infecciones más comunes encontramos el herpes simple, la hepatitis viral, la varicela, sífilis, toxoplasmosis, rubeola.

Cuando nos referimos a los fármacos que podrían poner en riesgo un embarazo nos estamos refiriendo tanto a las drogas legales como a las ilegales.

Fetos previos muertos

La muerte en la última etapa del embarazo puede ser generada por causas maternas, placentarias, anatómicas o problemas genéticos. En el caso de que haya tenido un feto muerto o un aborto tardío se incrementa la posibilidad de tener riesgo de muerte fetal en los embarazos posteriores. Es muy importante que la mujer realice los controles durante la gestación, incluidos los que se deberán realizar antes del parto.

Vía | Msdmanuals
Foto | Pixabay – Brusalvate / Pixabay – Unsplash

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *