19 noviembre 2015 Salud

gripe, catarro y tosferina

Son varios los casos que hemos conocido de bebés que han fallecido por causa de la tos ferina, por ello los pediatras aconsejan que sean vacunados, incluso también para aquellas mujeres que se encuentren embarazadas, con el fin de inmunizarlos, ya desde el vientre.

Pero los catarros son normales en esta época en la que las temperaturas varían de forma considerable, por lo que no es necesario alarmarnos sin justificación. Que nuestro bebé tenga mocos, tosa o tenga unas décimas de fiebre es habitual, siempre que sepamos cómo diferenciar lo que son las distintas enfermedades que pueden conllevar estos síntomas, como son un catarro común, una gripe o la temida tos ferina.

Aunque siempre será el pediatra el que determine qué características corresponden a cada enfermedad, puede servirte de guía este pequeño esquema, y muy básico, que te ofrezco con los síntomas que presenta cada una de ellas.

  • CATARRO. No notarás un agotamiento externo y es poco frecuente que presente fiebre o dolor de cabeza. La tos es seca, de leve a moderada, y con flemas que suele mejorarse con jarabes. Es normal que tenga moqueo continuo, le duela la garganta y estornude de forma habitual. Suele presentar un malestar general leve.
  • GRIPE. Presenta una tos seca y con altos grados de fiebre, entre 38 y 40 grados, durante 3 o 4 días. Viene acompañada con dolores musculares, de cabeza y mucho agotamiento. Algunas veces puede acompañarse con estornudos, moqueo o dolor de garganta.
  • TOS FERINA. El indicador principal es la tos constante, llegando incluso a verdaderos ataques. Los jarabes no ayudan y puede ser muy peligrosa en los lactantes. Raramente aparece la fiebre, aunque la congestión y el moqueo nasal es permanente.

Vía | Hoy
Foto | Padres en pañales

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *