3 agosto 2017 Consejos, Embarazo

dieta sana y ejercicio embarazo

Durante mucho tiempo se ha tenido el falso convencimiento de que durante el embarazo la mujer debería estar lo más tranquila posible, especialmente relajada y con los movimientos precisos para que nada pudiera poner en peligro el desarrollo del bebé. Este exceso de poca acción conseguía que las gestantes ganaran peso en demasía que, a su vez, provocaba una serie de problemas de salud como la obesidad, la diabetes o la preeclampsia.

Con el tiempo, nos hemos ido convenciendo que practicar ejercicio, en cualquier momento de nuestra vida, es fundamental para mantenernos sanos, mucho más si se realiza a lo largo de esos maravillosos nueve meses. Pero si encima lo acompañamos con una dieta sana y equilibrada estaremos ante una gestación saludable en la que vamos a evitar males añadidos, rebajando incluso el riesgo de que nos tengan que practicar una cesárea en el nacimiento de nuestro bebé.

La mejor garantía de salud: dieta sana y ejercicio físico

Un estudio reciente realizado en la Universidad de Queen Mary de Londres, en Reino Unido, ha demostrado como estar activa, mediante el ejercicio físico, y llevar una buena alimentación a lo largo del embarazo, previene de problemas de salud como es la diabetes gestacional, además de hacer mucho más fácil el momento del parto, evitando que se tenga que practicar una cesárea.

Sabemos que una dieta equilibrada en la embarazada, es fundamental para el crecimiento del bebé. Consumir verduras y frutas en abundancia, y reducir la ingesta de azúcares, son una de las máximas que nuestro ginecólogo nos aconsejará en este periodo. Pero todavía se resisten a animar a las gestantes a realizar ejercicio físico. En realidad no se trata de practicar aquellos que sean peligrosos o que requieran de un desgaste energético excesivo. Será suficiente con caminar de forma habitual, usar la bicicleta estática o el aeróbic.

dieta sana en el embarazo

Un 10 por ciento menos de riesgo de nacimiento por cesárea

Este estudio ha contado con la participación de más de 50 investigadores de distintas instituciones y en él se han cotejado los datos de 12.526 embarazadas de 16 países. La idea principal fue descubrir el estilo de vida que siguen las gestantes durante esos nueve meses, pudiendo comprobar que aquellas que seguían un estilo de vida saludable, en el que se incluye, además de la alimentación, algo de ejercicio, reducían los riesgos de padecer ciertas complicaciones de salud asociadas al embarazo.

Según los datos que manejan, seguir estas recomendaciones, reduce un 10 por ciento el riesgo de que el bebé nazca a través de cesárea. También hay un 24 por ciento de probabilidades menos de padecer diabetes gestacional. Lo que significa que de 40 mujeres que sigan estos consejos, una de ellas se librará de que se le practique la cesárea durante el parto.

Vía | Webconsultas
Fotos | Cambia tu físico y Plenilunia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *