12 agosto 2009 Consejos, Nutrición, Salud

la dieta para los niños diabeticos

En realidad, un niño con diabetes debe beneficiarse, a grandes rasgos, de la misma alimentación que un niño sin esta enfermedad. Todos los menores necesitan de nutrientes que les ayuden a mantenerse en buena salud, con un crecimiento y desarrollo adecuados, dentro de un peso razonable. La única diferencia es que los niños diabéticos deben tomar alimentos que les ayuden a mantener los niveles de lípidos o grasas en la sangre.

Al prepararle la comida a un niño diabético es importante conocer todos los ingredientes que contienen los alimentos que estás ofreciendo. Es importante controlar, sobre todo, los carbohidratos, ya que estos pueden afectar a los niveles de azúcar en sangre. No existe una norma fija para la cantidad de carbohidratos que puede tomar el pequeño, pero esto vendrá determinado por su peso, talla, constitución… algo que, sin duda, sabrá valorar tu pediatra.

Los mejores alimentos para los niños diabéticos son la fruta y la verdura. También los lácteos, pescado, carne y huevos. Los lácteos deben ser desnatados y los huevos no deben superar los tres a la semana. El pan y las galletas, mejor si son integrales. Y el aceite es preferible que lo tomen crudo. Intenta elegir siempre alimentos que contengan azúcar que el cuerpo absorbe lentamente: legumbres, cereales integrales o las frutas ricas en fibras solubles (manzanas, peras…) Es importante incluir pescados ricos en ácidos grasos Omega-3 (pescado azul, coles, fresas, pepinos…), así como aquellos que, de forma natural, favorecen la creación insulina en el organismo como son el apio, los espárragos, las judías y las espinacas.

Los alimentos que debemos evitar son: leche condensada, quesos grasos, embutidos, bollería, grasas animales y refrescos edulcorados con azúcar. Las pautas a seguir en la alimentación de un niño diabético son las siguientes: limitarle la ingesta de dulces, darle de comer frecuentemente, controlar cuándo y cuánta cantidad de carbohidratos consume al día, prepararle cantidades generosas de frutas, verduras y alimentos de grano y evitar la mayor cantidad de grasas.

Vía | Cuidado Infantil

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *