9 enero 2017 Salud

Diabetes infantil

Uno de los problemas sanitarios que se está dando con cierta frecuencia en los últimos años, y que parece ir en aumento, es el de la diabetes. Aunque se puede presentar en cualquier rango de edad, en los niños resulta especialmente sensible, por lo que la detección temprana será fundamental para poder controlarla y evitar que sufra problemas de salud más graves.

La diabetes es la incapacidad que tiene nuestro organismo para regular la cantidad de azúcar en sangre. Se trata de una enfermedad crónica e incurable, y aunque se desconoce la causa, sí existe una predisposición genética a ella. También, en los últimos años, se ha visto aumentada debido a los malos hábitos como son la mala alimentación o el sedentarismo.

Diabetes tipo 1 y tipo 2

Dos son los tipos de diabetes que se conocen hasta el momento. En los niños suele ser más habitual que se padezca la diabetes tipo 1 que suele ser la que es regulada por la insulina. Esa sustancia que, de forma habitual, se inyecta en el organismo para mantener el nivel de azúcar bien regulado.

El tipo 2, aunque es más normal que la padezcan los adultos, también se está encontrando, en importantes niveles, en los niños debido al sobrepeso o la falta de ejercicio. Aquí el organismo se resiste a la insulina y, en muchos casos, es difícil de diagnosticar.

diabetes infantil deteccion

Señales que indican la diabetes en los niños

Hay indicios que te pueden poner en alerta de que tu bebé puede padecer diabetes:

  • Falta de apetito, de forma brusca y sin motivo.
  • Pérdida de peso, incluso aunque coma más de lo habitual.
  • Deseos constantes de hacer pis.
  • Sed y hambre continua.
  • Cansancio excesivo.
  • Cambios en el carácter.

La detección temprana es fundamental

Estos síntomas, que bien pueden estar relacionados con otros cambios en la vida de nuestro niño, deben ser comunicados a su pediatra para que, ante cualquier duda, realice una analítica y así comprobar si, realmente, estamos frente a un niño diabético. La detección temprana es fundamental para mantener la enfermedad a raya.

El tratamiento para la diabetes sólo lo trae la administración de la insulina. Pero también algunos hábitos diarios deben cambiar, especialmente en la alimentación. También el ejercicio físico es fundamental que debe aumentar si nuestro niño es diabético. En cualquier caso será su médico el que te aconseje y dé las pautas necesarias para que esté bien controlado y sin ningún peligro.

Vía | Consumer
Fotos | Cómo hacer para? y Muy en salud

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *