7 febrero 2010 Recién Nacido, Salud

detectar las cataratas en el recien nacido puede evitar la ceguera

Resulta fácil perderse en la mirada de un bebé, esos ojos que nos miran con asombro, con expectación y sorpresa, buscando el motivo de tanta luz tras su largo periodo de oscuridad en el vientre materno. Pero también es necesario dejar que esas pupilas nos hablen pues, en ellas, se pueden encontrar muchos problemas evitables a lo largo de la vida de nuestro hijo.

Sabemos que las cataratas es una enfermedad visual que puede acabar en ceguera. Un síntoma de que el problema existe, en los adultos, es el cambio de color en el cristalino que deja de verse transparente para convertirse en opaco. Para los recién nacidos, sin embargo, es más sencillo de detectar ya que se trata de una mancha blanca la que nos advierte que puede existir un problema ocular importante. Según las estadísticas, el 20 por ciento de las cegueras de niños podrían haberse evitado con esta detección temprana, sobre todo cuando existen antecedentes familiares que nos advierten de ello.

Según los pediatras, detectar esta anomalía durante el primer y segundo mes de vida del bebé es determinante. Es por ello que las primeras revisiones son muy importantes, en ellas el médico realiza una concienzuda exploración visual, además de exponer al bebé a una intensa luz en busca del reflejo que confirme que todo está perfectamente. En otras ocasiones son los padres los que advierten unas ciertas anomalías en la visión de su pequeño: una mancha blanca, estrabismo o algunos espasmos nerviosos en los músculos oculares.

Una vez diagnosticadas las cataratas congénitas la solución pasa por una sencilla operación quirúrgica. Esta intervención puede ser de dos tipos: lesenctomía (extirpación completa del cristalino) o extracción del cristalino e implante de lente intraocular, esta técnica no se utiliza en menores de 1 año aunque algunos estudios indican que puede ser beneficioso en el desarrollo ocular del niño.

Vía | Quimels
Más Información | Discapnet
Imagen | Flickr – Mireia

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios
  • Oscar

    El la informacion que me da un poco de tranquilidad, puesto que otras que he leido aumentan mi angustia y desesperacion, tengo una bebita de 16 dias, y le hemos detectado una catarata, su pupila no se dilata. Es mi primer hijo, no se que hacer? ni que desicion tomar despues de las alternativas que me valla a dar el doctor de la especialidad, que debo de hacer para que mi hija pueda recobrar la vision de su ojito, sin causarle un mayor daño.

  • Belén

    Oscar, imagino la dificil situación que estaís viviendo. La decisión sólo podeís tomarla vosotros. Pedid al doctor que os lo explique todo claramente, preguntad hasta que no os queden dudas para así poder decidir con conocimiento. Yo me dejaría asesorar por él e incluso pediría una segunda opinión. Espero que todo vaya muy bien y tu nena tenga pronto sus ojitos perfectos. Un abrazo

  • DAISY MACAS

    HOLA TAMBIEN TENGO UNA BEBE DE 1AÑO 5 MESES QUE TIENE CATARATA CONGENITA CUANDO TENIA 1 AÑO EL DOCTOR ME DIJO QUE ERA MUY PEQUEÑA PARA OPERARLA , PERO SI YO VEIA QUE LA CATARATA CRECIA TENIA QUE IR INMEDIATO NO SE QUE PENSAR
    QUISIERA SABER CUANDO ES APROPIADO OPERARLA

    • Daisy, no hay una fecha para operar porque el tratamiento es personalizado y depende de muchos factores. Tiene que ser el médico quien lo valore y te explique lo que se puede hacer. Consulta con un segundo oftalmólogo para quedarte más tranquila y consulta con ellos todas tus dudas, porque como te digo cada caso es único. Un abrazo.

Enlaces y trackbacks

  1. Sus sentidos entre el primer y tercer mes: la vista 28 diciembre 2010
  2. Música solidaria para niños enfermos 16 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *