4 marzo 2015 Embarazo, Salud

Memoria en el embarazo

No saber donde hemos dejado las llaves, olvidar acudir a la cita con una amiga, no recordar si nos hemos tomado ya nuestra dosis de ácido fólico o no estar segura si hemos apagado el gas al salir de casa, son algunos despistes que nos pueden ocurrir en nuestro día a día pero que, cuando estamos embarazadas suceden con bastante frecuencia. No en vano, según algunos estudios, hasta el 80 por ciento de las mujeres padecen estas lagunas de memoria transitorias durante la gestación.

La culpa, como siempre, la tienen las hormonas. Y es que si todo nuestro cuerpo se transforma para dar cabida a una nueva vida, el cerebro también advierte este nuevo estado y, por lo tanto, también lo padece. No debes preocuparte más de lo normal, piensa que estos despistes repentinos, desaparecerán, según los expertos, cuando nuestro bebé tenga, aproximadamente, los tres meses.

Distintos científicos que han estudiado los cambios, tanto físicos como psíquicos, en la mujer embarazada, coinciden en que a lo largo de la gestación las mujeres cambiamos nuestro estado de ánimo, nuestra conducta y, también, nuestra memoria y concentración. Este problema se acentúa en el último trimestre, y especialmente cuando ya estamos próximas al parto.

Si bien las hormonas pueden tener parte de culpa, también existen otros factores que ayudan a que estos despistes se acrecienten: problemas a la hora de dormir o el estrés y la ansiedad propias de ese último periodo en el que nos enfrentamos a una cuenta atrás ante una situación llena de incógnitas. Otros también lo achacan al cambio de tamaño de nuestro cerebro, ya que durante la gestación disminuye entre un tres y un cinco por ciento.

Vía | Consumer
Foto | Salud 180

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Técnicas para evitar los fallos de memoria en el embarazo 8 marzo 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *