4 octubre 2011 Embarazo, Salud

No hay relación entre catarro y parálisis cerebral del hijo
Si alguna vez has oído que una gastroenteritis o una infección respiratoria en el embarazo, puede afectar al feto hasta causarle parálisis cerebral, no te alarmes que no es cierto. Una investigación ha comprobado que no existe relación entre ambas cosas. Lo que sí está probado que podría causar una parálisis en el feto son la varicela y el citomegalovirus, especialmente si la madre las sufre en la segunda mitad del embarazo.

Los autores de la investigación, publicada en Obstetrics & Gynecology tomaron datos de 587 individuos con parálisis cerebral y 1.154 individuos sin ella, como grupo de control. Al valorar las infecciones de las vías altas encontraron que las tuvieron el 9.5 por ciento de las madres del primer grupo y el 8.5 por ciento de las madres del grupo de control. La diferencia no es significativa e indica que estas infecciones no afectan al bebé para causarle una parálisis.

Sin embargo la diferencia fue significativa cuando se evaluaron las enfermedades que nombramos al principio, varicela y citomegalovirus. La habían padecido durante la gestación un 41 por ciento de las madres de niños con parálisis y un 31 por ciento del grupo de control. El riesgo por tanto es alto.

No se conocen las causas por las que un bebé sufre una parálisis cerebral. Se sabe que son factores de riesgo el parto prematuro, el bajo peso al nacer, los antecedentes familiares y las infecciones graves. El doctor Bruce Young, profesor de obstetricia y ginecología, que no participó en el estudio, considera que no es determinante porque se basa en cuestionarios y recuerdos de las madres, y la memoria falla. Young advierte, Si una embarazada sospecha que tiene una infección en algún momento del embarazo, debería consultar rápido al médico. Si tiene fiebre, hay que bajarla para protegerla a ella y al bebé”

Vía | Público
Foto | Flickr-MestreechCity

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *