17 mayo 2017 Salud

Una enfermedad que rquiere de un tratamiento

Si quieres conocer todos los detalles acerca de la dermatitis atópica no debes perderte el siguiente artículo. En él encontrarás sus causas, tratamientos y de qué se trata.

Comenzaremos diciendo que la dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que puede ser bastante frecuente en los niños y en los bebés. En el caso de los adultos solo llega a afectar a un 2 a 5 por ciento. La mayoría de los casos se presenta en los niños de hasta cinco años de edad.

En la mayoría de los casos la enfermedad atraviesa distintas etapas o fases. En la fase inactiva no se presentan síntomas, la piel se muestra seca, irritable y descascarada. Necesita mantenerse hidratada de manera regular. En las etapas más activas o brotes aparecen dolores y se requiere de tratamientos con medicamentos de uso externo para poder aliviar los síntomas y la picazón.

En la mayoría de los casos la enfermedad atraviesa distintas etapas o fases.

La dermatitis atópica es un problema que se presenta de forma diferente en los bebés, niños y adultos. En el caso de los bebés se pueden desarrollar los síntomas a partir de los dos o tres meses de edad. Esta erupción puede aparecer de manera repentina provocando que la piel se seque, pique y se escame. Cuando se está pasando la etapa del brote la zona de la piel infectada puede supurar.

Si la enfermedad se da en niños de más de dos años la erupción será seca, con zonas con escamas, generando picor. La piel, con el paso de los días se volverá más espesa y despareja.

Zonas más comunes para la dermatitis atópica

Existen algunas zonas más comunes en donde podrá aparecer la dermatitis atópica, por ejemplo, el rostro, el cuero cabelludo, codos y rodillas.

Cuando la enfermedad aparece después de la infancia la erupción empieza en el pliegue de las rodillas y de los codos. Los bebés, sin darse cuenta frotan la piel contra sus sábanas o sobre la alfombra para aliviar la picazón, tengamos en cuenta que en ocasiones las molestias son tantas que no pueden llegar a dormirse.

Enfermedad que afecta la piel

Afortunadamente, existen buenos tratamientos para aliviar las molestias. Pensemos que como padres este tema puede preocuparnos, más cuando los profesionales nos informan que la dermatitis atópica no cuenta con una cura, pero si podrá realizar un óptimo tratamiento para evitar que los casos empeoren, evitando el dolor y la picazón. El tratamiento incluye cuidados dermocosméticos como algunas modificaciones en algunos hábitos cotidianos.

Consultar con el pediatra acerca de cuál será la crema o hidratante más adecuada para cada niño. Los emolientes y los hidratantes, lo mismo que los aceites para baño, son buenas opciones para cuando se busca cuidar la piel atópica. Lo importante es que el producto que se vaya a usar permita hidratar la piel. También encontraremos algunas cremas especiales para tratar la dermatitis atópica facial en bebés, las que se deberán aplicar al menos dos veces al día, según aconseje el médico.

Dentro de los principales ingredientes de las fórmulas que se aconsejan encontramos ácidos grasos omega 6, que provengan de aceite de onagra, aceite de semilla de uva, licocalcón A.

Vía | Eucerin
Foto | Pixabay – 789083 / Pixabay – Christianabella

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *