30 agosto 2017 Embarazo, Seguridad

deportes en el embarazo

Realizar ejercicio durante el embarazo es, no solo recomendable, sino muy beneficioso, tanto para la salud física de la madre como la del bebé. Numerosos estudios han descubierto que el deporte moderado a lo largo de la gestación, consigue que se disminuyan ciertos riesgos relacionados con la salud coronaria del niño, los problemas de diabetes o hipertensión de la madre, o las complicaciones en el parto, entre ellas la necesidad de practicar una cesárea.

Sin embargo es fundamental que sea nuestro ginecólogo el que determine la intensidad del ejercicio que podemos realizar e, incluso, si debemos realizarlo. Muchos embarazos exigen cierta precaución y reposo, por lo tanto el deporte, como tal, estaría totalmente contraindicado. Pero si partimos de la base que se trata de un embarazo totalmente normal, es importante que sepamos los deportes que sí están aconsejados y los que no.

Deportes beneficiosos para la gestación

Son muchos los casos que hemos conocido, en los últimos tiempos, de mujeres embarazadas, casi en el término de la gestación, que han seguido practicando deportes en los que se requiere un esfuerzo físico importante, o participando en competiciones de máximo nivel. No debemos olvidar que se trata de deportistas de élite cuyos organismos están acostumbrados y que, además, llevan una vigilancia extrema. Su ejemplo no nos sirve para el resto de embarazadas.

Los deportes más beneficiosos, para las profanas del ejercicio son:

-CAMINAR: Es, sin duda, el deporte más sencillo, accesible y beneficioso para el embarazo. Se puede practicar a lo largo de todos los meses. Entre 30 y 60 minutos diarios es la práctica ideal.
-NATACIÓN: El deporte más completo siempre que se realice de forma tranquila, sin presión ni competitividad. No te impongas distancias, mejor nadar por placer y disfrutar del ejercicio plenamente. Lo ideal es que el agua de la piscina esté templada, ni demasiado fría ni demasiado caliente.
-RUNNING: Se ha puesto de muy de moda en los últimos tiempos, pero si no estás acostumbrada, es mejor que lo evites durante este periodo. Una vez nazca el bebé ya puedes entregarte a ello plenamente. En cualquier caso puedes optar por una marcha más ligera que la caminata pero sin esfuerzos excesivos. No olvides elegir la ropa adecuada, especialmente unas buenas zapatillas.
-YOGA: Suele ser el gran clásico de los ejercicios para el embarazo, pero es importante que la monitora esté especializada en ello. Las posturas deben estar adecuadas a tu nuevo estado, evitando aquellas que puedan ocasionar cualquier riesgo.

embarazada en la piscina

Deportes perjudiciales para la gestación

Aunque practicar ciclismo es beneficioso en cualquier época de nuestra vida, en el caso del embarazo no es demasiado aconsejable, no tanto por el propio ejercicio, que sí sería beneficioso, sino por los riesgos que conlleva en cuanto a accidentes,caídas o la alteración del equilibrio. Puedes hacerlo con una bicicleta estática pero con tranquilidad.

Los que están super prohibidos son todos aquellos que existe un contacto, con el resto de deportistas, o tienen riesgo de caídas, golpes o cualquier otro movimiento violento que pueda poner en peligro la integridad del bebé. Fútbol, baloncesto, vóley, artes marciales, esquí, hockey y patinaje artístico, entre otros muchos.

Vía | 780 am
Fotos | Mi mundo Philips y Termalia sport

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *