5 febrero 2011 Consejos, Embarazo

Depilarse en el embarazo

Cuando estamos embarazadas queremos seguir sintiéndonos guapas y para ello debemos seguir cuidando nuestra imagen, y uno de los puntos importantes es la depilación.

Cuando estamos embarazadas, como ya lo hablamos reiteradamente, se producen cambios hormonales en nuestro cuerpo y también en las células de la piel. El bello de tu cuerpo puede cambiar notablemente.

Esto es consecuencia del aumento de la progesterona. Muchas mujeres verán que la cantidad de bello aumento de manera más que importante o empiezan a tenerlo en zonas de su cuerpo que antes no lo tenían, afortunadamente puede haber regiones en las que antes salía bello y ahora dejó de salir.

Pero todos estos cambios se normalizaran cuando nazca el pequeño, el problema es ver como lo solucionamos mientras tanto, por eso hablaremos de los diferentes métodos de depilación que puedes emplear.

En este momento de tu vida usar las maquinillas de afeitar pueden convertirse en el método menos agresivo. Siempre utilízalas con espuma o gel para que tu piel no se irrite, en el mercado existen también cremas que ayudan a tener la piel más hidratada. Este sistema de depilación solo es bueno circunstancialmente ya que permite que el vello crezca más rápido y más fuerte.

Otro sistema de depilación que no presenta contraindicaciones son los aparatos eléctricos de depilación casera. Para que no te duela tanto es aconsejable colocarte hielo antes de depilarte, a pesar que casi todos los modelos ya vienen con cabezales especiales.

Las cremas depilatorias en teoría tampoco son malas, pero no debes usarlas todos los días y antes de hacerlo debes consultar con el médico. Lo mismo sucede con la cera fría.

Dejamos para lo último la cera caliente. Este sistema provoca la dilatación de los vasos sanguíneos y la aparición de varices, esto puede generar problemas. Mejor no depilarte con cera caliente.

Vía | Ser Padres Hoy
Foto | Flickr – Pbaitor

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *