3 noviembre 2009 Educación, Noticias, Nutrición

Denuncian a la directora de una guardería por forzar a los niños a comer

Tres educadoras de la Escuela Infantil de Bellver de Cerdanya, en la localidad que lleva el mismo nombre, en la provincia de Lleida, han denunciado a la directora del centro por maltrato a los niños que acuden al centro.

Estos supuestos malos tratos denunciados por parte de las trabajadoras del centro tenían lugar en el comedor, cuando la directora obligaba a comer el menú del colegio a los niños mediante ‘tratos vejatorios y denigrantes’. Por su parte la directora de la guardería dice que no ha cometido ningún mal sobre los niños, y explica que lo que ocurre es que tiene otra metodología a la hora de educar a los niños que es diferente a la de las educadoras que son más jóvenes.

Los hechos denunciados se remontan al curso anterior correspondiente al ejercicio 2008 – 2009. Por entonces, las educadoras sostienen que estuvieron observando las prácticas que llevada a cabo la directora con los niños en el comedor del centro.

Según su versión, esta mujer obligaba a los pequeños a comérselo todo mediante unas formas que no eran del todo correctas y que distaban mucho del trato amable y cariñoso que los niños de tan corta edad deben recibir. Las denunciantes pusieron los hechos en conocimiento del alcalde de la localidad, puesto que este colegio infantil es de titularidad municipal.

Está claro que es preciso aclarar la situación, pero lo que no es menos cierto es que obligar a un niño a comer bajo cualquier circunstancia no es admisible. Existen otros muchos métodos, muchos de ellos pueden hacer que la comida sea un momento divertido, y trucos para conseguir que el niño coma sin tener que derramar ninguna lágrima.

Las educadoras de la guardería también solicitaron a la policía autonómica que pusiera cámaras de vigilancia en el centro para poder vigilar la actuación de la directora. Éstas no llegaron a colocarse, pero como se admitió la denuncia, se procedió a apartar 15 días a la directora del centro mientras se aclaraban los hechos.

Como en ese tiempo no se ha logrado demostrar nada, la directora a vuelto a su cargo que ahora ejerce desde un despacho del Ayuntamiento. A mediados de enero está prevista la declaración de las partes ante el juez para que tome una decisión a tenor de los hechos. Esperemos que los menos perjudicados sean los niños que son los que menos culpa tienen. A muchos niños les cuesta comer pero con paciencia y mucho amor todo se arregla.

Vía | La Mañana
Foto | Salud en RPP

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 noviembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *