16 agosto 2012 Noticias

Gracias a los panales no cierra
Si en el mes de mayo comentábamos que los pañales habían servido como intermediario para la desalinización del agua, ahora vuelven a ser protagonistas, salvando una fábrica papelera norteamericana.

La empresa Paper, situada en la localidad de Franklin (Virginia), se vio obligada a desprenderse de 1.100 personas, debido a la bajada en la demanda de su producto, papel blanco para oficina. Pero tres años más tarde, renace con una nueva línea de productos para el consumo.

Aunque no podrá dar trabajo a todos los despedidos hace tres años, si se ocupará una quinta parte de la planta papelera para la creación de una pulpa suave, esponjosa y absorbente que va a servir para nutrir de pañales a bebés chinos e indios. Hasta 6,4 millones de toneladas se producen, mundialmente, al año de este producto.

No ha sido la única fábrica que ha tenido que cambiar su orientación de producto y dedicarse al mundo de los pañales. Otra empresa estadounidense del mundo de la celulosa ya se vio obligada a hacerlo anteriormente. En el 2010, una empresa canadiense de Carolina del Norte hizo lo propio con su fábrica.

Es curioso como el mundo de los peques tiene unas variables tan curiosas y productivas. Incluso, para salvar o hacer renacer negocios que se encontraban muertos. Es curioso como los pañales pueden llegar a conseguir avances tecnológicos o ser referencia de producto demandado en países muy poblados como China. Lo dicho, los productos de los peques sirven para algo más que su comodidad.

Vía | american.infobae.com

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *