8 octubre 2017 Recién Nacido

reciennacido

Si vas a ser mamá por primera vez quizá hayas oído hablar del meconio pero no sepas bien qué es y otras curiosidades al respecto así que toma nota porque te las acercamos.

Pues bien, el meconio es una sustancia viscosa y de textura espesa. Presenta un color verde oscuro a negro y son las primeras heces del bebé tras venir al mundo. El meconio está compuesto por células muertas y secreciones del estómago e hígado que el recién nacido realiza.

No son unas secreciones que se hacen a partir de las primeras horas de vida sino que su formación comienza ya durante el periodo fetal.

El meconio es la materia fecal que se acumula en el colon fetal durante la gestación. El meconio se origina porque el bebé dentro del útero traga líquido amniótico. Su organismo, para mantener el líquido amniótico transparente, y sano, todos los contenidos distintos a este líquido en sí, los filtra y los mantiene en el intestino, originando lo que se conoce como meconio.

En el caso de que el meconio aparezca al romper aguas, en el líquido amniótico, es un síntoma de que el bebé tiene dificultades de algún tipo ya antes del propio parto.

Tras el nacimiento, lo más habitual es que el bebé haga deposiciones de meconio durante 48 horas aproximadamente pero el tiempo puede ser algo mayor y no por eso ser un síntoma patológico. Una vez ya se ha expulsado el meconio, las deposiciones son más sólidas y de color amarillo.

Una de las características del meconio es que es una sustancia que presenta un olor bastante fuerte y a tu vez tiene un aspecto líquido y verdoso, a diferencia de las heces posteriores que tendrá que serán de tono amarillento y con una textura grumosa y blanda.

En el caso de que el bebé no realice sus deposiciones con normalidad tras expulsar el meconio es conveniente acudir urgentemente al pediatra para que evalúe la situación.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *