30 marzo 2017 Salud

Un virus que genera verrugas vaginales

Hoy queremos referirnos a un tema que puede llegar a preocupar a las mujeres embarazadas, se trata de las verrugas genitales o los condilomas. En primer lugar queremos señalar que es normal que crezcan, es un problema muy frecuente que no debe quitarnos el sueño pero al que debemos estar alertas.

El virus de papiloma es una infección de transmisión sexual que pueden sufrir las mujeres, se estima que el 80 por ciento de las mujeres tienen, en algún momento de su vida, contacto con este virus. En muchos casos la infección se cura sin que el paciente se diera cuenta que la sufría.

Es muy importante saber que este virus es el que provoca el cáncer de útero, pero no quiere decir que tener el virus sea tener cáncer. Son muchas las mujeres que sufren de la infección pero son muy raros los casos en que se genera cáncer del cuello.

En algunos casos las mujeres pueden tener problemas para curarse de la infección y terminan apareciendo lesiones.

En algunos casos las mujeres pueden tener problemas para curarse de la infección y terminan apareciendo lesiones. Para conocer más del tema tenemos que aclarar que existen más de 100 tipos distintos del virus del papiloma que pueden afectar a las mujeres. Pero no todos son agresivos, algunos son de bajo riesgo y otros son de alto riesgo. Los virus de alto riesgo pueden ser más agresivos. Las vacunas actuales pueden proteger contra el virus de papiloma.

En la etapa del embarazo el cuerpo puede tener las defensas más bajas, esto provoca que la presencia del virus sea mayor, se estima que el 20 a 25 por ciento de las mujeres embarazadas tienen el virus de papiloma, un porcentaje que duplica al de las mujeres que no están embarazadas.

Formas de diagnosticar los condilomas en la gestación

Una de las maneras más comunes para diagnosticar este virus es mediante una citología, una buena medida es realizar una citología vaginal a todas las mujeres de manera frecuente para poder detectar lesiones celulares en el cuello del útero generadas por el virus.

Las verrugas vaginales se pueden ver fácilmente con una inspección en la zona. Es normal que si tienes condilomas tengas el virus también en la zona del cuello del útero y en la vagina.

Si tienes condilomas o verrugas durante el comienzo del embarazo se puede ver que su tamaño y cantidad crecerán. Es importante consultar con el médico, quien recomendará cuál es el mejor tratamiento para seguir, en algunos casos se podrá usar cremas determinadas.

El parto y los condilomas

Una de las mayores preocupaciones puede relacionarse al parto en las mujeres con condilomas. En el caso de que las verrugas genitales proliferen de manera excesiva y sea imposible un parto natural se podrá realizar una cesárea. Pero en la mayoría de los casos el parto podrá ser de forma vaginal sin consecuencias negativas.

Vía | Mi pediatra online
Foto | Pixabay

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *