8 mayo 2017 Embarazo

Estar siempre atenta a los movimientos

Conocer acerca de los movimientos que realizará el feto es muy importante, al sentirlos, observarlos y estar atentas a cuándo y cómo se van dando permitirán saber (de forma preventiva) cómo está crecimiento nuestro bebé, en el caso de no notarlos es muy importante acudir al médico.

Estos movimientos son un claro indicador del bienestar y de un óptimo desarrollo neuromuscular de nuestro bebé. Podemos considerarlos como los primeros signos de su vida, es un momento muy especial de la gestación cuando la mamá siente su primer patadita o cuando sienten sus sutiles movimientos.

Además de brindarnos una gran alegría, los movimientos aportan un gran valor para establecer como se va dando su desarrollo, una manera de realizar una especie de monitorización casera. Las sensaciones serán diferentes dependiendo de cada madre, pero existen algunos puntos que pueden ser comunes a todas.

Si bien los movimientos y las sensaciones serán diferentes en cada madre podemos referirnos a un patrón de movimientos.

Si bien los movimientos y las sensaciones serán diferentes en cada madre podemos referirnos a un patrón de movimientos, los cambios que se darán a lo largo de la gestación y el momento en que se tendrá que estar atento a que no existe una disminución en la intensidad.

Sensación de los primeros movimientos fetales

El feto se comenzará a mover desde el mes y medio del embarazo, aunque no se sienta los fetos son muy movedizos al llegar a la sexta semana.

Desde el Hospital Clinic de Barcelona y el Hospital San Joan de Deu, el doctor Eduard Gratacós señala que estos primeros movimientos son realizados de manera inconsciente, son movimientos involutarios.

Desde la sexta semana (aproximadamente) el feto comenzará a crecer y sus movimientos irán cambiando, evolucionando, alcanzando su mayor intensidad a las 28 semanas y comenzando a disminuir sutilmente a medida se va acercando al parto. En ocasiones se generarán movimientos de retirar y estirar, la madre podrá notar una especie de bulto que se quedará fijo por unos instantes. En otras oportunidades los movimientos serán más bruscos, estos movimientos son conocidos como ‘patadas’, si bien pueden darse por los movimientos de sus piernas o de sus brazos.

Un momento lleno de felicidad para lam ujer embarazada

Generalmente la mamá comenzará a notar este tipo de movimiento al llegar a la semana 20 del embarazo, este tiempo no se tendrá que tomar como algo estricto ya que se pueden dar distintas diferencias según ciertos factores. Por ejemplo, si se está transcurriendo un segundo embarazo los movimientos se podrían notar antes o si la mujer tiene sobrepeso se notarán semanas después, a partir de la semana 24.

Otro punto para tener en cuenta es que la situación de la placenta determinará la detección de los movimientos. Al respecto Gratacós señala: “si es anterior, es decir está situada en la parte frontal, es como si hubiera un cojín delante del feto y éste ha de golpear más fuerte para que la madre lo note.”

Vía | Web consultas
Foto | Pixabay – Tawnynina / Pixabay – Tawnynina

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *