6 mayo 2009 Consejos, Desarrollo, Educación, Padres y madres

de la cuna a la cama

Lo primero que debemos saber es que no hay ninguna norma establecida para el cambio de la cuna a la cama. Ese momento es especialmente importante en el desarrollo de nuestro pequeño por eso, lo mejor, es estar atentos a las señales que él mismo nos va mostrando. Hay algunas que son determinantes para que ese paso se dé en ese momento.

Si el niño es muy grande para ocupar la cuna o si al ponerse de pie los barrotes sobrepasan su cintura. Si tiene buenos hábitos a la hora de dormir o si le notamos cierta ilusión de buscar la cama. Entonces es un buen momento para hacer el cambio ya que, seguramente, lo aceptará de buen grado. De todos modos hay que tener en cuenta que si en la vida del niño se están produciendo otros cambios, lo mejor es esperar. El adiós a los pañales, la escolarización o la llegada de un hermano pueden ser algunos impedimentos que obstaculicen ese cambio.

Es importante hacer partícipe a nuestro pequeño de su nuevo lugar de descanso. Explicarle, enseñarle fotos e, incluso, dejar que tome alguna decisión. Sería interesante que nos acompañara en el momento de elegir y comprar su nueva cama o dejarle que nos ayude en la nueva distribución de su cuarto, así la sentirá como suya y la aceptará mucho mejor. A algunos padres les funciona dejar, durante un tiempo, la cuna en su cuarto, así el tránsito es menos traumático.

Pero este proceso no siempre es sencillo. Hay que pensar que la cuna, para nuestro pequeño, es su lugar de protección y, con este cambio no siempre se encuentran bien, por lo tanto hay que ser muy pacientes. Puesto que el pequeño necesita de rutinas, debemos seguir manteniendo nuestro hábito de ‘buenas noches y beso’ o la lectura del cuento, su osito favorito… Es normal que en los primeros días se levante, proteste e, incluso, nos pida nuestra cercanía, es ahora cuando debemos ser firmes. Hay que hacerles entender que es la hora de dormir y que estamos cerca.

Vía | Con mis hijos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *