13 mayo 2015 Lactancia, Noticias

mamar y segundo hijo

Las mamás primerizas se enfrentan a muchas novedades ante la crianza del hijo. Aunque es la propia naturaleza la que nos va proveyendo de cierta sabiduría instintiva, además de los consejos de los médicos, matronas e, incluso, madres, es inevitable que sintamos cierto vértigo ante tal magna responsabilidad. Una de ellas es la de dar de mamar a nuestro hijo.

Pero para aquellas que se han encontrado con ciertas dificultades a la hora de alimentar a su primer bebé, y están esperando un segundo, quizás les venga bien saber que dar de mamar a su segundo hijo, y sucesivos, resulta mucho más fácil que con el primero, y no sólo por la experiencia adquirida, si no también por una cuestión fisiológica: al parecer la glándula mamaria guarda un recuerdo y la producción de leche se vuelve mucho más sencilla.

Este estudio científico, que se ha realizado en Nueva York, Estados Unidos, nos cuenta que la secreción de leche materna es más sencilla en el segundo embarazo, y posteriores. Según han podido comprobar, las glándulas mamarias guardan el recuerdo de ese primer embarazo y sus mecanismos se ponen en marcha con más celeridad y productividad. De hecho, y según han comprobado, los pechos se agrandan más y más pronto en el segundo embarazo que en el primer.

Es lo que los expertos conocen como memoria epigenética y que se forma a través de los cambios hormonales que se producen en los genes femeninos al producirse el primer embarazo. Es como si se pusiera en marcha un mecanismo en el organismo de la mujer que queda guardado para volver a ponerse en marcha con cada embarazo, facilitando la tarea de la crianza.

Vía | Infosalus
Foto | Ojo curioso

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *